Autónomo familiar colaborador

La principal ventaja tiene que ver con la bonificación que se obtiene en el pago mensual de las cuotas de autónomos las cuales, durante los primeros 18 meses después del alta, pasan a 126 € con la correspondiente presentación de los TC1 y TC2 a la Seguridad Social.
Otra ventaja es que el autónomo colaborador, al no ser titular de la empresa, no está obligado a tributar trimestralmente. Es decir, no emite facturas por lo que no tiene que pagar trimestralmente ni IVA ni IRPF, obligación que debe cumplir el titular de la empresa.

Leer más