Cómo redactar una carta de recomendación

Ya he publicado algunos artículos sobre cómo elaborar un buen currículum (con carta de presentación incluida), preparar una entrevista o perfilar un canal social para mejorar las posibilidades de conseguir un trabajo. Pero de lo que todavía no he hablado es de aspectos del lado de la empresa, como la correcta redacción de cartas de recomendación o de referencia relativas a trabajadores o personas. Si quieres saltarte este artículo, también te puedes descargar aquí una plantilla de recomendación con la que poder crear tu carta de referencia en base a un modelo profesional.

Si no es el caso, sigue leyendo para conseguir algunos consejos al respecto.

Tipos de carta de recomendación

Plantilla carta de recomendación

Cuando un empresario o el representante de un organismo se enfrenta a la redacción de una carta de recomendación, lo puede hacer para recomendar a una persona o a un profesional.

Entre los dos conceptos hay una diferencia: la carta de recomendación de una persona se centra en la forma de ser de ese individuo y quien redacta el texto puede no saber o no hablar del perfil profesional. El objetivo de la carta personal está enfocado a conseguir que la persona sobre la que está escrita la carta pueda solicitar un crédito bancario con éxito, alquilar un piso (la carta se convierte en un aval) o conseguir una beca de estudios.

En el caso de la carta de recomendación profesional, la persona que escribe el texto se centra precisamente en aspectos profesionales y, en la mayoría de los casos, es una persona que ha tenido a esa persona contratada y quiere ayudar a su antiguo empleado a que consiga un puesto de trabajo.

Dicho esto, vamos a desglosar algunos de los principales requisitos para que, tanto una carta de recomendación personal como una profesional surtan el efecto deseado.

Aspectos a considerar para redactar una carta de recomendación

Formato carta de recomendación
Aspectos técnicos

Estos consejos son generales y sirven tanto para la redacción de una carta profesional como personal:

  • Afinidad personal. Para que una carta de recomendación surta efecto en el lector es importante que la persona que escribe esa carta muestra desde un principio una afinidad personal o profesional con la persona a la que recomienda. Esto implica incluir datos del recomendado como su nombre completo, su historial o biografía profesional o personal e, incluso, incluir su DNI. Debe quedar claro que quien recomienda conoce perfectamente al recomendado.
  • Valores y capacidades del recomendado. Tras un párrafo introductorio para afirmar que se conoce al recomendado hay que pasar a hablar de las aptitudes y valores de la persona a recomendar, citando puestos de trabajo, experiencias o reconocimientos profesionales en el caso de una carta de recomendación profesional, o cuestiones éticas como la honradez y seriedad de la persona recomendada para cartas personales.
  • Confianza en el recomendado. Para finalizar la carta de recomendación, es muy importante terminar afirmando y dando a entender que se confía plenamente en la persona recomendada. En este sentido, no deben quedar dudas al respecto para que todo lo dicho anteriormente cobre valor.
  • Formas de contacto. Después de un “Atentamente” o similar, es imprescindible que la carta incluya el nombre completo de la persona que recomienda y sus datos de contacto para que quien reciba la misiva pueda contactar para corroborar la información.

Siguiendo esta estructura y tomando en cuenta los ejemplos enlazados al principio del artículo, la carta de recomendación tendrá una estructura clara y comunicará de forma fiel la confianza en la persona a la que se recomienda.

Jesús S. Medina

Programador Junior 1991-1993. Técnico informático desde 1993. Diseñador y programador web desde 1998. Administrador de contenidos online, SEO, redactor web y escritor.