Mejor ordenador para diseñadores

Apple: el mejor ordenador para los diseñadores

Herramientas para poder hacer mejor el trabajo

Hay múltiples razones para invertir en un ordenador de Apple. Las personas los eligen por la calidad de sus materiales, por sus componentes, el software y el estilizado diseño de aluminio acompañado de pantallas de alta resolución. Razones que los hacen ser productos muy apreciados por los profesionales.

Es muy difícil que sufran averías, por lo que son una buena inversión para los profesionales que necesitan de sus capacidades, como es el caso de los diseñadores. Aún así siempre hay un servicio de reparación de iMac en el que se puede confiar. Es poco aconsejable, por contra, dejar un producto de estas características en manos de cualquier servicio de reparación.

iMac: el emblema de los ordenadores de escritorio de Apple

Es el buque insignia de la marca. La clave está en su versatilidad: puede servir para la enseñanza, como instrumento de oficina, como estudio de grabación… pero donde nunca falta es en manos de los diseñadores profesionales. Para quien trabaja con fotos, vídeos y renderizado 3D, el iMac es una pieza imprescindible.

Los diseñadores gráficos (una profesión con futuro y cada vez con más salidas) en su gran mayoría siempre han utilizado un iMac en su trabajo. Son los mejores ordenadores en software y hardware aunque los equipos convencionales les hayan ganado algo de terreno en los últimos años. Aún así, por muchas plantillas que faciliten el trabajo de los profesionales en los PC no llegan a estar a la altura de lo que el diseñador necesita para su cliente. Por supuesto, a pesar de tener la mejor tecnología, la imaginación del diseñador para crear algo original sigue siendo el ingrediente principal y eso es algo que ni el mejor ordenador del mundo puede sustituir.

Una inversión duradera

Uno de los mayores puntos a favor de Apple es que ofrece mucho tiempo de garantía pero no es una cobertura infinita, por lo que hay que contar también con servicios serios donde puedan confirmar que tienen la preparación para sustituir o reparar aparatos de la marca de la manzana.

Para sacarle el máximo rendimiento a estos equipos a nivel profesional es mejor tener siempre el último modelo de Mac para así poder sacarle partido a todas sus aplicaciones. Pero como no se trata precisamente de la marca más económica, los diseñadores gráficos necesitan estirar la vida de sus equipos al máximo para poder gestionar con profesionalidad sus ideas, bocetos y proyectos.

Los equipos Mac llevan años a la vanguardia del diseño gráfico y de la edición. Son insuperables en aspectos como la precisión del color o el uso de las tipografías, y crean fidelidad en términos en los que son sobresalientes, como la fiabilidad de sus aplicaciones.

El diseñador moderno está más enfocado en la ilustración o el diseño de aplicaciones o de objetos 3D. Para todos ellos hay un iMac a la altura de las circunstancias. La digitalización avanza a pasos agigantados y complica las cosas a los diseñadores pero por suerte cuentan con la herramienta de Apple con aspectos como una reproducción del color digna de los mejores trabajos.

La importancia de la pantalla

Las nuevas generaciones del iMac han corregido además ese brillo en la pantalla que molestaba a algunos diseñadores a la hora de enfrentar su trabajo. La pantalla es clave cuando los proyectos consisten en folletos, páginas web o desarrollo de aplicaciones, y la alta resolución de Apple en sus pantallas retina está muy bien valorada. Los trabajadores de este sector necesitan además las 27 pulgadas de las pantallas de los modelos de iMac.

En definitiva, es la mejor opción para estos profesionales.