¿Tienes problemas para afrontar tus deudas?

Cuando se vive una situación en la que el pago de determinadas cuotas resulta imposible de efectuar, se buscan todas las posibles alternativas que ampara la ley para solventar esta difícil situación económica, tanto de una empresa como a nivel particular.

En Empieza de cero, te ofrecen las mejores soluciones para afrontar el sobreendeudamiento y la insolvencia. Sus expertos pueden asesorarte y orientarte sobre la dación en pago ley de segunda oportunidad que puede ayudarte a saldar tus deudas.

En este despacho de abogados te orientan sobre la posibilidades que existen para solventar tu situación de la mejor manera posible, y con su experiencia, acompañarte durante todo el proceso.

Si cumples los requisitos para solicitar la dación de pago ley de segunda oportunidad, todo este proceso puede dilatarse en el tiempo. Para que tu caso tenga éxito, es importante contar con los mejores profesionales en derecho concursal, que defiendan tus intereses y ayudarte a acceder a los beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad.

En estos tiempos que vivimos, puede ser clave conocer en qué se fundamentan tanto la dación de pago como la Ley de Segunda Oportunidad, ya que pueden hacer que tu situación mejore.

¿En qué consiste la dación de pago y la Ley de segunda oportunidad?

Ambas están estrechamente ligadas, dan la posibilidad de solventar casos de sobreendeudamiento e insolvencia.

La Ley de Segunda Oportunidad entró en vigor en 2015. Está dirigida a particulares y empresas autónomas que no pueden hacer frente de manera regular a sus obligaciones de pago y conseguir la exoneración de sus deudas. Es un proceso administrativo en el que si se cumplen los requisitos puede aliviar la carga financiera.

Hasta 2015, no cabía la posibilidad de descargarse de una deuda adquirida y había que hacer frente con todo el patrimonio, tanto presente como futuro. De esta manera, como su propio nombre indica, se da una segunda oportunidad y se permite empezar desde cero a estos colectivos.

Por su parte, la dación en pago en España está regulada por varias leyes como la Ley Concursal, y por supuesto, se apoya en la Ley de Segunda Oportunidad. La dación de pago se entiende concretamente como la acción de entregar un bien a cambio de saldar una deuda pendiente de pago.

Es una alternativa cuando el deudor no puede hacer frente al pago de las cuotas del préstamo hipotecario. De la misma manera que con la ley de segunda oportunidad, si se cumplen los requisitos, se realiza una transmisión del inmueble hipotecado a la entidad financiera o a un tercero que designe esta. Con la entrega, la deuda pendiente queda definitivamente cancelada y se evita tener que pagar comisiones por los impagos e intereses de demora.

Requisitos para beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad

El texto legal establece varias condiciones que deben darse para poder iniciar este  proceso, pero hay tres requisitos fundamentales.

Encontrarse en situación de insolvencia con un pasado en el que no se haya sido moroso y carecer de antecedentes penales, que las deudas totales no superen en ningún caso los cinco millones de euros y, actuar de buena fe y ser transparente.

El plan que se acuerda en un proceso de Segunda Oportunidad tiene una eficacia de cinco años y no se puede solicitar durante los diez años siguientes. La Ley de Segunda Oportunidad es una vía de escape para aquellos que atraviesan un mal momento económico.

Para cada caso es necesario realizar un estudio específico de la situación personal, por lo que es muy importante contar con profesionales que te asesoren durante todo el procedimiento.

Deja un comentario