Cómo comenzar un negocio con tu primera web

Una página web es una herramienta esencial para cualquier negocio que quiera tener presencia en internet y llegar a más clientes potenciales. Pero, ¿cómo se crea? ¿Qué se necesita para tener una web profesional y funcional?

En este artículo te explicaremos los pasos básicos para crear tu primera web y empezar tu negocio online.

Cómo registrar un dominio y contratar un hosting

Dominios y hosting cdmon

El primer paso para crear una página web es elegir reservar dominio. Un dominio es la dirección web que identifica a tu sitio, por ejemplo, www.tunegocio.com. El dominio debe ser único, fácil de recordar y relacionado con tu negocio o marca. Y para registrar un dominio de forma sencilla y económica, te recomendamos acudir a un proveedor de dominios, como cdmon.

El segundo paso es contratar hosting o alojamiento web. El hosting es el espacio donde se guardan los archivos y datos de tu página web, para que puedan ser accesibles desde cualquier lugar y dispositivo. El hosting también te proporciona otras funcionalidades, como cuentas de correo electrónico, bases de datos, certificados de seguridad, etc.

De nuevo cdmon te será de gran ayuda por sus planes y sus precios. Además, evitarás tener que redireccionar el dominio al hosting al contratarlos en la misma empresa.

Qué plataforma para crear una web

Una vez tengas contratados el dominio y el hosting, lo siguiente es elegir una plataforma para crear tu página web. Esto es una aplicación que te permita diseñar y gestionar tu web de forma sencilla, sin necesidad de tener muchos conocimientos técnicos.

Wordpress Páginas Web Baratas

En este sentido, algunas de las más populares y recomendadas son WordPress, Wix y Squarespace, que ofrecen una gran variedad de plantillas, opciones de personalización, funcionalidades y herramientas para crear una web profesional y atractiva.

Además, son plataformas escalables, es decir, que te permiten ampliar y mejorar tu web a medida que tu negocio crece.

Cómo crear el contenido de tu página web

El contenido es el elemento más importante de tu web, ya que es lo que comunica tu mensaje, tu propuesta de valor y tu diferenciación. El contenido de tu web debe ser claro, relevante, original y de calidad, para captar la atención y el interés de tus visitantes. El contenido de tu web se compone de varios elementos:

  • El menú de navegación es la barra que permite a los usuarios acceder a las diferentes secciones de tu web.
  • Las páginas de contenido son las secciones donde se muestra la información sobre tu negocio, tus productos o servicios, tu historia, tu equipo, tus testimonios, tu contacto, etc.
  • Las imágenes son los elementos visuales que acompañan y complementan el texto de tu web.
  • El texto es el elemento verbal que explica y persuade a tus visitantes.

Cómo optimizar tu página web para el SEO

Por último, toca optimizar tu página web para el SEO o técnicas y estrategias que te ayudan a mejorar el posicionamiento y la visibilidad de tu web en los motores de búsqueda, como Google o Bing.

Aunque se puede profundizar mucho en este campo, el SEO se basa en varios factores a optimizar:

  • Las palabras clave o los términos o frases que definen el tema y el propósito de tu web, y que los usuarios utilizan para buscar información en internet.
  • Los títulos o encabezados que resumen el contenido de cada página o sección de tu web y que deben contener la palabra clave principal para indicar a los motores de búsqueda y a los usuarios de qué trata tu web.
  • Las meta descripciones son los textos que describen el contenido y el valor de cada página de tu web.
  • Enlaces o los vínculos que conectan unas páginas con otras, tanto dentro como fuera de tu web.

Aspectos técnicos a considerar

Además del SEO, hay factores que afectan al mismo y que tienen una naturaleza más técnica. Cada día cobran más valor y es importante que los tengas en cuenta:

  • La velocidad es el tiempo que tarda tu web en cargar y mostrar el contenido. Por eso te recomendamos proveedores como cdmon.
  • La seguridad es el nivel de protección que tiene tu web frente a posibles ataques o amenazas. En este sentido, son imprescindibles servidores HTTPs y con certificados SSL.
  • La adaptabilidad o dimensión responsive es la capacidad de tu web de ajustarse a los diferentes tamaños y formatos de pantalla, como ordenadores, móviles o tabletas.

Como ves, crear una página web par tu negocio requiere de un protocolo muy específico para que el resultado sea óptimo. Por supuesto, siempre puedes recurrir a profesionales del diseño y desarrollo.

Deja un comentario