El éxito de una foto

En plena era de la tecnología y la información, a veces es complicado para las empresas conseguir que nos paremos justo en sus anuncios y nos paremos a leer la información que les interesa. Es precisamente por esto que la publicidad está cobrando durante los últimos años una importancia sin precedentes.

La forma de dar a conocer al público los productos o servicios que nos ofrecen las empresas es un ámbito crucial, que es necesario analizar y trabajar con detenimiento para conseguir los objetivos de ventas e ingresos de las empresas.

Sabemos que transmitir lo que queremos a los clientes es una tarea difícil que muchas veces no se sabe cómo atajar, pero si pensamos un poco qué profesionales son los que se encargan de hacer magia con las imágenes. Nos daremos cuenta de que una opción muy inteligente a la hora de hacer publicidad es contar con un fotógrafo publicitario profesional.

Vamos a ver hoy qué podemos obtener de los servicios de estos profesionales.

Fotógrafo publicitarioAlcance

El alcance es prácticamente el factor más importante cuando se plantea una estrategia de publicidad o marketing, ya que normalmente hay una relación directamente proporcional entre el alcance y el número de ventas: cuantas más personas sean conscientes de un producto, más clientes potenciales habrá.

Una manera estupenda de lograr maximizar este alcance es a través de unas buenas imágenes publicitarias. Cuando queremos mostrar una marca al público es crucial hacerlo de una forma llamativa y original, que te haga querer mirar lo que te están enseñando. Cuando nos encontramos con los típicos spots o fotos publicitarias estándar, casi nadie se queda con los detalles ni la información necesaria, sin embargo, cuando topamos con una fotografía o un video original y que nos llame la atención, ¿no es cierto que se despierta el interés?

Un fotógrafo publicitario está especializado precisamente en conseguir despertar en los demás ese interés que haga que cualquier marca llegue a la máxima cantidad de gente posible.

Valor

Desde el punto de vista de los emprendedores, uno de los temas que más quebraderos de cabeza suponen, es la creación de valor para la marca. ¿Cómo se consigue esto?

El valor de una marca se crea a través de varias vías, las acciones públicas y sociales, el posicionamiento, la presencia en redes… en definitiva, su imagen. Una buena estrategia con un fotógrafo publicitario realza los puntos fuertes de las marcas, para aportar una sensación de valor y calidad.

Para que nos hagamos una idea. Hay un experimento bastante curioso y gracioso, que consistía en vender un mismo producto, pero se mostraba en dos formatos diferentes. En uno se tomaba una foto del producto en sí, sin más, y en otro se hacía un montaje de una situación, en la que se utilizaba ese producto en medio de un clima muy agradable. Se trataba del mismo producto pero, ¿adivináis con cuál se quedaba la gente?

Ventas

Podemos asegurar que después de tener en cuenta todo lo anterior, el número de ventas puede aumentar, e incluso la posibilidad de ofrecer los productos de nuestra marca a un precio más alto.

Esto se debe a que cuando sabemos sacar partido a nuestra marca, (pongamos un ejemplo de ropa) no vendemos solamente un trozo de tela con forma de sudadera, o de camisa, sino que vendemos elegancia, vendemos equilibrio, estética, etc.

Lo que importa cuando definimos una estrategia publicitaria es precisamente eso, distinguirnos, destacar entre los competidores y conseguir transmitir a nuestro público y a los clientes potenciales, cuáles son nuestras mejores virtudes, y qué es lo que van a obtener de nuestra marca.

Como hemos dicho, la publicidad actualmente juega un papel decisivo en la competencia del mercado. Un mismo producto puede enfocarse y transmitirse a los demás de muchas maneras, y resulta bastante interesante recurrir a profesionales como los fotógrafos publicitarios para sacar el máximo partido a nuestra marca.

Deja un comentario

6 + 1 =