Agencias de traducción para empresas y las ventajas de contratarlas

Tanto hablar de marketing digital, llego a olvidar que a la hora de emprender, los servicios de traducción e interpretación profesional son imprescindibles, especialmente en estos tiempos donde la internacionalización de los servicios es tan importante. Dicho esto, voy a repasar qué tipo de servicios ofrecen estas agencias.

Tipos de servicios lingüísticos

Traducción linguísticaSe podría decir que todos los negocios requieren en algún momento de un servicio de traducción, aunque a decir verdad son las empresas que internacionalizan su actividad mediante la importación y la exportación las que requieren más de traductores o intérpretes. Los servicios prestados al día de hoy son los siguientes:

Traducción web

Tanto si se importa como si se exporta o internacionaliza un negocio, contar una web traducida a idiomas como el inglés o las lenguas de los países o regiones donde se quiere penetrar comercialmente es imprescindible. Además de estar especializados en el sector industrial de la empresa, también es importante que los traductores sean expertos en el lenguaje digital.

Traductores jurados

Cualquier negocio puede encontrarse en la necesidad de presentar traducciones de textos ante organismos públicos, para lo que es necesario que esas traducciones sean realizadas por traductores y traductoras jurados, algo así como notarios con la potestad para avalar la traducción.

Traducción de contratos legales

Esencial para poder abrirse paso internacionalmente. En este caso, el traductor o traductora debe conocer la terminología jurídica y legal correspondiente y, muy importante, el país o región con el que se realizan negocios, que puede contar con conceptos legales distintos o totalmente desconocidos para el país de origen.

Transcripción de audio y vídeo

Muchos de los contenidos que hay en Internet son audiovisuales, incluso los de carácter profesional. En el caso de formación de trabajadores o empresas que se dedican a la formación en general, se pueden requerir los servicios de transcripción y traducción para poder comprender estos documentos, especialmente si están en lenguas distintas al inglés.

Corrección de textos

Aunque una empresa pueda poseer a sus propios traductores, puede necesitar, para ciertos documentos muy específicos o técnicos, una auditoría lingüística o corrección de estilo del texto. Un ejemplo son las diferencias entre las distintas formas de inglés. Si un texto se redacta originalmente en inglés británico y quiere adaptarse al inglés estadounidense, se necesitan traductores especializados en la versión americana de la lengua inglesa.

Intérpretes

La figura del intérprete no solo es común en organismos públicos y políticos como la Comisión Europea, también la empresa privada los utiliza cuando realiza intercambios comerciales a nivel internacional. Estos intérpretes pueden realizar su trabajo de forma presencial o, cada día más, a nivel online a través de aplicaciones que permiten la intervención de varios interlocutores.

Cómo elegir a la agencia de traducción adecuada

La experiencia, por supuesto, es un factor imprescindible, y las agencias de traducción con muchos años en el sector demuestran que 1) han sabido adaptarse a los tiempos y competir bien en el sector, y 2) contar con muchos y múltiples recursos para realizar su trabajo.

Entre los recursos que definen a las buenas agencias de traducción, además de suficientes profesionales para afrontar cualquier proyecto, es muy importante elegir a las que cuenten con recursos tecnológicos. Esto es, no solo poseer una web corporativa donde presentar sus servicios sino también una buena plataforma para contratar los servicios y hacer el seguimiento de los mismos por parte de los clientes.

Por último, recordar que el hecho de contratar traductores o intérpretes propios está en desuso. Por el contario, recurrir a los servicios lingüísticos de las agencias de traducción presenta una serie de ventajas a tener en cuenta:

  • Poder contar con la traducción de cualquier idioma.
  • Poder traducir textos en cualquier soporte.
  • Contar con los profesionales solo cuando se necesiten.

Jesús S. Medina

Programador Junior 1991-1993. Técnico informático desde 1993. Diseñador y programador web desde 1998. Administrador de contenidos online, SEO, redactor web y escritor.