Seguro baja laboral

Seguro de baja laboral para autónomos con Previsión Mallorquina

Dentro del sector profesional y empresa, no hay trabajadores más productivos que los autónomos. Por el contrario, sorprendentemente, son el colectivo más desprotegido en cuanto a coberturas sociales. Aunque se puede precisar, la afirmación de “si no trabajas, no cobras” es una realidad para la mayoría de los autónomos. Y la principal razón de esa falta de productividad suele ser las bajas por enfermedad. ¿Solución? Contratar un seguro de baja laboral para autónomos para tener cobertura durante las llamadas ILT o periodos de Incapacidad Laboral Temporal.

Previsión Mallorquina SegurosA partir de aquí, dado que hay mucha información al respecto y no siempre precisa, te asaltarán varias preguntas. Por nuestra parte, hemos elegido a la aseguradora Previsión Mallorquina (con casi cinco décadas de experiencia) para hablarte de sus seguros para autónomos, qué cubren y sus ventajas.

La importancia de tener un seguro de baja laboral siendo autónomo

Importancia seguro baja laboral autónomosLo primero de todo es extendernos un poco en la necesidad de contar con un seguro para las bajas laborales.

Es cierto que el estado español ha legislado al respecto para ofrecer más coberturas a los autónomos que se den de baja de forma temporal, pero esos cambios no son suficientes para cubrir dos aspectos fundamentales:

  • Los ingresos que se dejan de cobrar al no trabajar.
  • Las cuotas a la seguridad, que se dejan de aportar si la baja se alarga. Es decir, se deja de cotizar.

Precisamente para poder darse de baja y recuperarse con tranquilidad existen seguros de baja laboral como los de Previsión Mallorquina. Con ellos podrás seguir pagando la cuota a la Seguridad Social y recibirás una indemnización por los días trabajados.

Analizamos los detalles a continuación.

Características del seguro de baja laboral de Previsión Mallorquina

No todas las aseguradoras ofrecen las mismas condiciones, por eso os vamos a detallar las Coberturas de Previsión Mallorquina para desglosar los beneficios que cómo autónomo disfrutarás si contratas este seguro.

Cuál es la indemnización por día de baja

Seguros previsión Mallorquina

En el caso de Previsión Mallorquina, como se puede ver en la imagen de arriba, el autónomo podrá elegir entre tres planes, llegando a cobrar 67€ por día de baja. Cada plan incluye una cuota mensual a partir de 30€. Si se tiene en cuenta que con un sólo día no trabajado se pierde esa cantidad o más, el gasto mensual se convierte en una buena inversión.

Además, muy importante: Previsión Mallorquina te paga la baja en días naturales y no en laborales.

Cobertura total

Esto significa que la baja puede ser por una enfermedad común como una gripe, enfermedad derivada del trabajo o accidente, tanto en horario laboral como no. Este último dato es muy importante ya que no todas las aseguradoras ofrecen una cobertura, por ejemplo, si te lesionas haciendo deporte en tu tiempo libre.

Además, si trabajas fuera de España, el seguro de Previsión Mallorquina también te cubre. Ideal, por ejemplo, para autónomos del sector transporte.

Podrás desgravar los gastos de tu seguro

Si eres autónomo y tributas por estimación directa, un beneficio importante es que podrás desgravar los gastos del seguro, al igual que lo haces con el IRPF en los gastos de la cuota de autónomo, las facturas de proveedores o de servicios como Internet.

En tu balance contable mensual, esos 30€, 45€ o 60€ que pagues de cuota a Previsión Mallorquina te permitirán pagar menos impuestos.

Valoración de la baja en cuestión de minutos

Por último, decir que Previsión Mallorquina, gracias a su plataforma web, permite la solicitud de baja online. Solo es necesario enviar el parte de baja médica por Email o subirlo a la plataforma y en un tiempo récord, tras evaluar el caso, se te concede la baja y empiezas a cobrar la indemnización.

* * *

“Si no trabajas, no cobras”. Ese es el mantra que durante años muchos autónomos han asumido. Gracias a aseguradoras como Previsión Mallorquina, ahora: si no trabajas por enfermedad, como un empleado por cuenta ajena, puedes seguir cobrando.