Actualidad sobre financiación para emprendedores

Actualidad sobre financiación para emprendedores

Financiación para emprendedoresDeusto formación ha elaborado una pequeña slide actualizando la situación actual en financiación para emprendedores y cómo acceden al crédito; cuando lo hacen, porque no hay que ser ingenuos: en los últimos años, buscar financiación para emprender es mucho más difícil que antes.

Vamos a repasar los tipos de financiación clásicos con las nuevas formas de acceso al crédito.

Financiación para emprendedores pública

Solía ser la cobertura para pequeña empresa y emprendedores más común y con mayor presupuesto, pero al día de hoy se ha convertido en el tipo de ayuda cada vez más exiguo. Da igual que apostemos por buscar financiación a nivel europeo, nacional, autónomo o municipal, las ayudas públicas para proyectos empresariales han descendido en un alto tanto por ciento y sólo proyectos con gran viabilidad logran conseguir apoyo económico para empezar.

Financiación bancaria

Este tipo de financiación para emprendedores ha dependido mucho de la situación financiera internacional, por lo que en los últimos años han habido grandes altibajos. De forma puntual, en Europa y en este último año y medio, gracias a que el banco europeo ha reducido los intereses a los bancos al 0%, se han activado los préstamos.

Además, cabe destacar (y esto es importante) que un emprendedor avalado por un familiar, aún sin capital él mismo, puede acceder a créditos personales de hasta 10.000 euros al 6% TAE, los cuales puede devolver en cuotas de algo más de 100 euros. Aunque hablamos de créditos personales para obras en casa, vacaciones, etc. este tipo de préstamos también pueden ser utilizados por un autónomo que comienza.

En el caso de créditos de mayor cuantía y categorizados como empresariales o profesionales, el proceso sigue siendo el mismo: hay que presentar un proyecto viable y con altas garantías de producir beneficios para conseguir financiación bancaria.

Crowdfounding

Este tipo de financiación ha existido desde hace años (Wikipedia se financia por este método), pero cuando la financiación clásica cayó a causa de la crisis, el crowdfounding emergió con fuerza.

El sistema de financiación es sencillo: generalmente a través de una página web se habilitan formas de pago (las microdonaciones suelen ser el método más común) para que los usuarios utilizando Paypal, transferencias bancarias y otros medios aporten al proyecto. Un caso reciente es el del periódico El Español, que consiguió gran parte de sus activos a través de una potente campaña de crowdfounding.

Business Angels

Deustoformación los llama los “Ángeles de los negocios”, aunque también podrían ser los clásicos “socios capitalistas”; aquellas personas o empresas a las que les gusta tu idea y deciden aportar con ayuda económica. Como las empresas también han perdido activos, este modo de financiación para emprendedores a día de hoy es más complejo y limitado.

Amigos y familia

Tal vez es la forma de financiación que más ha crecido en estos últimos años. Y no sólo en el aspecto de aportar con dinero a un proyecto, sino de avalarlo para poder conseguir financiación bancaria. Hay muchos ejemplos –sobre todo de familiares– que ponen su casa o sus fondos bancarios como aval para que al emprendedor se le dé un préstamo bancario.

Trabajar por cuenta ajena para emprender por cuenta propia

Algo muy común en este negocio de Internet. Cuentas con un proyecto web, colaboradores remunerados, etc. y para conseguir fondos para seguir con el negocio también te conviertes en proveedor de servicios como redactor, programador, traductor, etc.

Este tipo de financiación tiene la ventaja de que uno depende de sí mismo y si se cuenta con proveedores de trabajo o empleadores, se puede recurrir a ellos cuando el negocio personal necesite de inyección económica.

Los tiempos cambian y es difícil saber si en cuestiones de financiación para emprendedores, las cosas van a mejorar, volver a años pasados seguirán evolucionando y cambiando.