Documentos que un emprendedor necesita para internacionalizar su empresa

La internacionalización de una empresa española es un paso emocionante y estratégico que puede abrir nuevas oportunidades de crecimiento y expansión. Sin embargo, este proceso conlleva una serie de trámites y documentos necesarios para garantizar el éxito y la conformidad con las leyes tanto en España como en el país de destino.

En este artículo, exploraremos los documentos esenciales que un emprendedor español necesita para llevar a cabo una exitosa internacionalización.

Necesidad de traducciones juradas

Antes de hablar de esos documentos, es esencial comenzar destacando que la misión de internacionalizar tu empresa requiere del apoyo de un traductor oficial. Esto es: una empresa o profesional avalado por el Ministerio de Exteriores español para realizar las traducciones y certificarlas como traductor jurado para que tengan validez fuera de España y también dentro, si son necesarias.

Sobre a quién recurrir, estos traductores jurados Madrid son una buena opción, tanto por su amplia experiencia como por su capacidad para adaptarse a todos los sectores de negocios. Además, cuentan con una plataforma online donde poder realizar y recibir los pedidos, lo que agiliza enormemente las traducciones.

Plan de internacionalización

Aunque es más un documento interno, como todo proyecto empresarial que quiera tener garantías de éxito, es crucial elaborar un plan de internacionalización detallado. Este documento debe incluir esencialmente:

  • Objetivos claros.
  • Estrategias de mercado.
  • Análisis de competencia.
  • Presupuesto detallado.

Su función es servir como una hoja de ruta que guiará a la empresa a través de todo el proceso.

Estatutos Sociales

Pasemos al campo mercantil y legal, donde la redacción de los Estatutos Sociales (como ocurre en España) son un documento imprescindible en cualquier país para abrir una delegación de tu empresa.

Es cierto que cada país puede exigir un formato determinado, pero en todos este documento establece las normas que rigen el funcionamiento de una empresa e incluye aspectos como:

  • Denominación, objeto, domicilio y capital social.
  • Órganos de gobierno.
  • Representante legal.

Identificación Fiscal en el extranjero

Cada país tiene sus propios requisitos fiscales, por lo que es imperativo obtener un número de identificación fiscal en el país de destino para facturar o recibir facturas. En el caso de la Unión Europea esa identificación fiscal es el llamado VAT, documento vinculado al NIF o CIF del empresario y que se consigue de forma sencilla.

En el caso de Estados Unidos, el documento a conseguir es el FTIN o Foreign Tax Identification Number.

Inscripción en el Registro Mercantil

El siguiente paso es presentar el documento anterior junto a otros como la escritura pública de tu empresa en España, Certificado de Sociedad o DNI (para el caso de autónomos), número o valor de acciones (también en el caso de que haya inversores) o, en algunos países como Estados Unidos, el documento Número de identificador de empleador o EIN.

Tampoco hay que olvidar que la creación de sedes en el extranjero, implica también actualizar en el registro mercantil español el cambio en la estructura del negocio debido a la ampliación.

Documentos Aduaneros

Si te vas a dedicar al sector Export/Import fuera de España, la exportación de bienes requiere de la presentación de documentos aduaneros.

Asegúrate de entender los requisitos específicos del país al que te estás expandiendo y prepara todos los documentos necesarios, como facturas comerciales, certificados de origen y documentos de transporte.

Contratos y acuerdos comerciales

Los últimos documentos imprescindibles para internacionalizarte con una sede de tu empresa en otro país son los comerciales y contractuales. No olvides que es probable te involucres en contratos y acuerdos comerciales con socios, inversores, distribuidores o clientes extranjeros.

En este sentido, cerciórate de contar con una asesoría legal especializada en la materia para redactar contratos que cumplan con las leyes locales y protejan los intereses de tu empresa.


Desde la planificación estratégica hasta la gestión de documentos legales, cada paso es crucial para poder internacionalizarte. Y no olvides contar con una buena empresa de traducción para evitar malentendidos o el incumplimiento de las normativas y leyes en los países donde quieras emprender.

Deja un comentario