Cómo utilizar los listados de empresas para emprender

Hay un denominador común en los objetivos de todo emprendedor: conseguir clientes. Y para ello, la opción de comprar bases de datos de empresas puede ser muy interesante.

Por ello, hemos elaborado una pequeña guía sobre cómo emprender con listados de empresas.

Elegir el tipo de base de datos empresarial

Bases de datos empresas segmentadas por países

Ya hemos hablado en este blog sobre el buyer’s journey o proceso en el que un visitante a una web o un contacto se convierte, de facto, en un cliente al comprar un servicio o producto. Pues bien, para que “ese viaje” se produzca con garantías de éxito es importante la segmentación o dirigir las campañas comerciales a los clientes potenciales.

¿Qué tiene que ver el concepto “segmentación” con los listados de empresas? Que las empresas que venden estas bases de datos las segmentan en varios tipos, ayudando así al emprendedor a afinar en la adquisición de clientes. Vemos un ejemplo de algunos de los tipos de bases de datos que existen:

  • De clientes particulares. Ideal si tu negocio es de tipo B2C.
  • De empresas. Para emprendimientos de tipo B2B.
  • De empresas por actividades. Si todavía quieres segmentar más tu estrategia comercial o tu negocio se enfoca a un B2B preciso.
  • Segmentación geográfica. Tanto para B2C como B2B, es ideal para negocios locales que quieran vender en su región: ciudad, provincia, CC.AA o país.
  • Segmentación por tamaño de empresa. Dependiendo del producto, te puede interesar sólo enviar comunicaciones comerciales a autónomos, PYMES, gran empresa o –también existen este tipo de listados– a entidades públicas.

Como ves, este puede ser el primer paso a tomar a la hora de seleccionar un listado de contactos comerciales. Con el listado concreto en la mano, hablemos de cómo sacarle el máximo partido.

Adaptar el producto o servicio al listado

Estos listados de empresas también pueden incluir información muy útil como el volumen de negocio de las empresas, año de constitución o, si son particulares, sus intereses comerciales.

Con esa información toca realizar un buen análisis de los posibles clientes para adaptar al máximo el producto a sus intereses y necesidades. En este trabajo de definición del producto reside una gran parte del éxito. Ponemos varios ejemplos:

  • Es importante equilibrar en el producto novedad con utilidad.
  • También hay que tener en cuenta la capacidad adquisitiva de los contactos. Una buena práctica es crear varios rangos de productos o servicios en relación calidad-precio.
  • Creación de ofertas para lanzar la campaña de comunicación o marketing. Además de varios precios en servicios y productos, una oferta agresiva en el primer contacto puede generar, directamente, numerosos leads.

Cómo comenzar la comunicación con los posibles clientes

Establecida más o menos la estrategia de definición del producto o servicio, toca empezar a lanzar las campañas comerciales. En este sentido, decir que los listados de empresas de hoy, además de direcciones físicas, incluyen otras formas de comunicarse con las empresas de tipo digital:

  • Perfiles en redes sociales.
  • Correos electrónicos.
  • Sitios web.
  • Números de móvil corporativos o de WhatsApp para campañas SMS.

De nuevo, es importante decidir qué canal utilizar para la comunicación. A partir de ahí, también la herramienta digital. Algunos ejemplos:

  • Plataforma de Email Marketing para contactos por Email. Es recomendable que los usuarios se puedan suscribir a una lista de correo segmentada para luego poder enviar comunicaciones también segmentadas.
  • Software de automatización de envíos de información por formularios. Si vas a apostar por enviar comunicaciones a empresas a través de formularios de contacto, es importante que sepas que hay aplicaciones que rastrean esas webs y envían la información de forma automática.
  • Aplicaciones para campañas de SMS. Ya existen programas de Email Marketing que incluyen herramientas para trabajar también los envíos de mensajes de texto.
  • Mailing clásico. Aunque lo digital está sustituyendo al papel, todavía se utiliza esta forma de comunicación comercial.

Recopilación estadística del primer envío

Tras la primera comunicación, ya adivinarás que toca analizar bien a nivel estadístico cómo ha sido la respuesta de los contactos: tasas de apertura de Emails, contactos telefónicos o digitales a partir del mailing clásico y así siguiendo.

Es cierto que hay herramientas para analizar bien estos datos, pero también hay que recopilar información de forma manual. En cualquier caso, es muy importante tener en cuenta varios aspectos:

  • Qué contactos han pasado a ser suscriptores de alguna forma: a lista de correo, redes sociales o sitio web.
  • Cuáles se han convertido en leads.
  • Cuáles en clientes.
  • Y, muy importante, cuáles no quieren recibir más comunicaciones.

Reenvíos y respetar la Ley de Protección de Datos

El último punto de la lista anterior es muy importante porque tratar con listados de empresas implica ser muy escrupuloso con el respecto a la Ley de Protección de Datos vigente, que no es otra cosa que respetar los derechos de los usuarios, sean particulares o empresas.

Por eso es crucial que, para próximas comunicaciones y campañas, hayas antes eliminado a los contactos que no quieran recibir más notificaciones. No hacerlo puede desembocar en multas muy altas y arruinar tus campañas comerciales, o generar una mala imagen de marca.

Conclusión

Si ya llevas un tiempo emprendiendo, sabrás que conseguir un buen listado de suscriptores, contactos, leads o clientes lleva su tiempo. Pues bien, el gasto que supone adquirir un listado de contactos (empresas o particulares) se convierte en toda una inversión en tiempo si realizas bien las campañas de comunicación y comercial.

Lograrás también ser más productivo en otros aspectos como la propia creación de la estrategia publicitaria y diseño de producto.

Deja un comentario