Cómo cobrar deudas para un autónomo

Es uno de los grandes problemas a la hora de emprender: cómo cobrar deudas. El cobro de impagos para un autónomo puede suponer en muchas ocasiones unos gastos en tiempo y asesoramiento inasumibles, especialmente para pequeñas facturaciones. Por ello, en este articulo, y con la ayuda de Gestiun Madrid, vamos a daros algunos consejos sobre cómo reducir esos gastos en el cobro de impagos mediante un par de prácticas que disuadan al deudor o, en último caso, el proceso que se sigue si se recurre a un abogado o gestoría.

Disuadir mediante el burofax

No es un mito. El uso del burofax como notificación oficial al cliente de que debe abonar un impago es muy útil y casi necesario para poder hacer las cosas por la vía correcta.

¿Qué es un Burofax?

Pese a su nombre, el Burofax es una carta física que se diferencia de la normal y de la certificada en que se añade un aval casi notarial que legalmente implica que se ha realizado una comunicación, en este caso la notificación de una deuda. De esta forma, el profesional o empresa que debe abonar un impago no puede alegar en un futuro litigio que desconocía ser moroso.

¿Cómo se envía un Burofax?

Enviar Burofax en CorreosEs más sencillo de lo que parece. En España, simplemente hay que acudir a la oficina de correos y solicitar el envío de la carta en este formato, como si se pidiera certificada o urgente. El funcionario haría de “notario” al avalar con certificación de texto que el sobre se envía por Burofax.

El coste por este envío está en torno a los 10€. Insistimos en que, si se busca cobrar lo adeudado, este procedimiento es muy recomendable y disuasorio ya que la empresa o profesional que debe el dinero es consciente de que se va en serio y por la vía legal.

Recopilar información y acudir a Hacienda

Agencia TributariaPrecisamente en el Burofax se puede incluir información sobre las acciones a tomar por parte del adeudado. Este puede justificar su acción alegando que, aunque el moroso no pague lo que debe, el proveedor sí va a tener que pagar a Hacienda por IRPF e IVA de la factura y debe informar de ello.

Además de un buzón para denunciar a defraudadores, también se puede informar a Hacienda de esos clientes y empresas que no quieren abonar la factura.

Lo que sigue puede derivar en un proceso sancionador al moroso que, desde luego, no le interesa para nada. Por esta razón, comunicar esta acción mediante Burofax disuade a muchos de no pagar la deuda.

Acudir a un abogado o gestoría

Si nada de esto funciona y como la cosa se va a complicar, entonces lo mejor es acudir a una gestoría o abogado para que se hagan cargo del todo el proceso. Obviamente, este servicio lleva un coste, pero también es verdad que muchos letrados y asesorías se han adaptado a la realidad de los autónomos y cuentan con precios muy asequibles.

Desde el punto de vista de los tramites que el abogado o asesoría tienen que realizar estos son los más importantes:

  • Hay que enviarle toda la información sobre el impago de la factura: la propia factura con fecha de vencimiento (si no la lleva, existe un máximo de 60 días para abonar la factura), comunicación oficial de que el cliente tiene que pagar como el Burofax y otros documentos que la gestoría o abogado necesite. Estos también pueden solicitar por su cuenta información sobre la situación del deudor en AEAT y Seguridad Social.
  • El paso anterior puede ser también disuasorio. Si no se consigue cobrar, el siguiente paso es pasar al nivel judicial.
  • Antes de que la demanda por impago se haga efectiva, todavía queda un paso donde el deudor puede evitar una multa. Es el acto de conciliación.
  • Si el deudor no acude o  se niega a pagar, entonces ya se lanza la demanda para acabar en un juicio.

* * *

Terminamos esta pequeña guía sobre cómo cobrar deudas recordando que las propias gestorías que se hacen cargo de la fiscalidad de los autónomos cuentan con estos servicios y siempre se pueden conseguir tarifas por la gestión de estos impagos bastante asequibles.