Mascarillas personalizadas: novedades en el sector

Además de haber reducido su precio y conocedores de que es una herramienta muy útil a nivel sanitario y para largo, queremos hacer un repaso a la evolución de mascarillas personalizadas para empresas y para particulares.

Mascarillas personalizadas para empresas

Mascarillas personalizadas para empresas

Dos son los cambios más importantes producidos en la creación de mascarillas para empresas. Una es el aumento de los tipos de mascarilla, y el otro es la personalización de la misma buscando mejorar la imagen corporativa o los gustos de los usuarios.

En cuanto a la variedad de mascarillas nos encontramos cuatro tipos muy comunes en empresas:

  1. Las mascarillas de neopreno. Un material altamente protector y además con mayor flexibilidad para adaptarse al rostro. De todas, es la de mayor anchura con 15,5 cm de barbilla a nariz.
  2. Mascarillas de tela. Destacar se pueden lavar y utilizarse varias veces, lo que supone un gran ahorro para las empresas.
  3. Mascarillas higiénicas reutilizables. Son una evolución de la clásica. Mantienen su forma cuadrada y están  diseñadas a pliegues, pero se pueden lavar y reutilizar. Son las más pequeñas de todas.
  4. Mascarillas con filtro. Pueden ser de algodón o de tela, reutilizables o no. Lo común de las dos es su filtro que la pone a altura en filtrado a la de neopreno.

Hablemos ahora de personalización. Como decíamos antes, poder elegir colores, formas de añadir bordados, etc. permite también a las empresas hacer algo de merchandising como regalar mascarillas a sus clientes.

Bordado y serigrafiado para mascarillas

En cuanto a colores, gracias al uso de distintos materiales, se pueden también conseguir mascarillas en prácticamente cualquier color. Esa variedad en material también permite aumentar las formas de imprimir logos y demás. Al día de hoy, las formas de marcar una mascarilla son el serigrafiado y el bordado. Dependerá el uso de una técnica u otra según el tipo de mascarilla y duración de la misma. Por ejemplo, el bordado se utiliza más para las mascarillas de tela.

Mascarillas transparentes (y respirables)

Mascarillas respirables

Mención aparte merece la mascarilla transparente, la cual vimos como aparecía en el mercado en modo experimental y hoy ya es muy común verla en profesionales de la educación, sanidad o prestación de servicios. Las razones del uso de mascarillas transparentes son varias:

  • Humanizan la comunicación, especialmente entre adultos y niños.
  • Facilitan la respiración (en el caso de las transpirables).
  • Y permiten que personas sordomudas también puedan leer los labios.

Ahora bien, ¿cómo se consigue la transparencia en las mascarillas? Es necesario utilizar los siguientes materiales:

  • Tela translucida poliamida 100%. Son las más ligeras
  • Plásticos específicos.
  • Vinilo transparente.

Decir que todas estas mascarillas transparentes (tecnología heiq Viroblock) añaden en su interior un sustancia biocida que elimina el propio virus del COVID. Ese componente está basado en cloruro de plata. Además, las mascarillas transparentes también han evolucionado en cuanto a personalización y se distribuyen en distintos tamaños para adaptarse a niños y adultos. Como las mascarillas de tela, se pueden lavar un número determinado de veces.

Todas estas ventajas las están convirtiendo en las mascarillas más demandadas en empresas y por particulares que desean mejorar la comunicación en su día a día.

Mascarillas para particulares

Mascarillas de tela para particulares

Terminamos este repaso por el sector destacando que, para particulares, son las mascarillas de tela las que más se consumen. Las razones son varias:

  • Gracias a que se pueden lavar varias veces, duran más y los usuarios se ahorran una cantidad importante de dinero.
  • La personalización, especialmente para las mascarillas de tela, es tanta como la que existe para ropa y accesorios. La imagen de arriba es un ejemplo.
  • Aunque la función sanitaria es la principal, tampoco hay que olvidar los gustos de los usuarios en diseño.
  • Por último, son las mascarillas con mayor número de horas de uso antes de ser lavadas: hasta 8 horas. También las que más lavados aguantan: hasta 25.

Por último, recordar que los ejemplos mostrados corresponden a mascarillas totalmente homologadas a nivel sanitario.

Deja un comentario