Aspectos importantes para saber cómo vender una casa

La compraventa de viviendas es todavía una de las grandes actividades económicas en España, tanto para primera vivienda como segunda o vacacional. Del lado del comprador, hay que tener algunas cosas en cuenta. Pero en este artículo nos centraremos en como vender una casa si eres el dueño de la misma.

Cuestiones como analizar el mercado, cómo preparar la casa para lograr la mejor impresión en el comprador y otros aspectos de utilidad.

Establecer el precio de venta

Hay varios aspectos a tener en cuenta a la hora de establecer el precio de venta. Y uno de los más importantes es la prisa por vender. Si no se tiene, los propietarios suelen empezar con un precio alto, para luego ir bajando o poder negociar.

También influye en el precio el objeto de la compraventa de un inmueble. Es decir, si se adquiere un piso como inversión, se suele ajustar el precio para venderlo lo antes posible, especialmente si se cuentan con más inmuebles o se tiene la idea de adquirir otro.

En cualquier caso, los expertos en inversiones insisten en que los precios mínimos y máximos los impone el mercado. ¿Bajo qué criterios? Estos son los más importantes:

  • Los precios de la zona donde está el inmueble influyen drásticamente en el precio.
  • La situación económica de la región o país también sube y baja los precios.
  • Estado del piso y posibles cargas.
  • Si se vende amueblado o sin amueblar.

Elegir la plataforma adecuada para venderlo

Lo más recomendable, aunque eso se derive en una pérdida de algo del dinero de la venta a favor de un gestor inmobiliario, es recurrir a éste, lo que asegura que la gestión se realice de forma segura y, muy importante, cumpliendo la ley vigente y también los requisitos fiscales.

No obstante, si se quiere vender el inmueble por cuenta propia también se puede optar por utilizar plataformas digitales que los usuarios tienen como referencia para el alquiler y compraventa de inmuebles.

Cómo adecuar la vivienda

Aspectos para vender una casaYa hemos dicho que se puede optar por vender la vivienda vacía o amueblada para entrar directamente a vivir. En el caso de elegir vender un piso amueblado, se recomienda despersonalizarlo e incluir sólo lo esencial para entrar a vivir.

Con ello, se logra que los inquilinos puedan posteriormente adaptarlo a su gusto.

Dentro de los elementos mínimos a incluir, son muy importantes:

  • Armarios empotrados donde poder guardar la ropa.
  • Cocinas equipadas con electrodomésticos de calidad.
  • Sistemas de climatización eficientes energéticamente.
  • Baños equipados.
  • Dormitorio y salón o sala de estar con lo mínimo.

En cuanto a reparaciones, aunque estas constituyan un gasto considerable, es importante que la vivienda no presente daños importantes. Esto produce gran desconfianza en los compradores que pueden inferir que la vivienda posee cargas de las que luego tengan que hacerse cargo.

Flexibilidad para recibir visitas

Por último, si se quiere vender el piso con rapidez, es muy importante estar disponible para la visita durante todos los días de la semana. Los mejores compradores son los que trabajan, y estos pueden no tener tiempo entre semana para visitar el inmueble y sí hacerlo en fin de semana.

* * *

De nuevo, destacar que si no se cuenta con tiempo o conocimientos para realizar las gestiones necesarias, la figura del gestor inmobiliario es la mejor opción para vender la vivienda con seguridad.

Deja un comentario

+ 17 = 19