La importancia del diseño web para el posicionamiento SEO y las ventas

La unión y simbiosis de estas dos disciplinas digitales es cada vez mayor. Al día de hoy podemos ser categóricos al respecto: sin un buen diseño web no cabe una exitosa estrategia de posicionamiento SEO. Para avalar tal afirmación, tomamos como fuente a profesionales del sector como esta empresa de Diseño Web en Sevilla, expertos precisamente tanto en diseño web como en posicionamiento y en su conjunción para que sus clientes vendan más y alcancen mayor visibilidad.

A partir de aquí, vamos a analizar las razones por las que un buen diseño web afecta positivamente al posicionamiento web.

Código limpio y sin errores

Uno de los pilares principales del Posicionamiento Seo es la correcta indexación del contenido por parte de los buscadores. Si eso se produce, entonces un sitio web tendrá muchas más posibilidades de posicionar mejor en los buscadores, obtener visitas y, por supuesto, más ventas.

¿Que puede hacer el diseño web en este sentido? Mucho. Lo primero de todo generar un código web sin errores y que facilite a los buscadores la indexación del contenido. Y no sólo textos es imágenes, también la propia estructura del sitio web en cuestión: elementos JavaScript, CSS, Headers y otro código fuente que si contiente errores puede provocar que el bot de Google no indexe todo el contenido y, por lo tanto, no sepa de qué exactamente trata una web.

En este sentido, como siempre hemos recomendado en este blog, una empresa de diseño web también debe contar con conocimientos amplios de programación web. Así, el cliente se asegurará que el código fuente está optimizado al máximo.

Carga rápida de los contenidos

Es cierto que contar con un buen servidor es muy importante: que posea discos SSD, buena capacidad de respuesta del servidor, amplia transferencia y otra serie de características. Pero también hay que tener en cuenta otros aspectos que tienen que ver exclusivamente con el diseño web y afectan de forma importante a la velocidad de carga de una web, factor muy importante para el posicionamiento.

Los aspectos a tener en cuenta son:

  • Optimización de las imágenes para mantener la calidad y al mismo tiempo el poco peso en kilobytes que permita una carga rápida. Para lograrlo, además del propio tratamiento gráfico, es importante utilizar aplicaciones como los famosos plugins de WordPress o módulos de otras plataformas para reducir el peso de las imágenes.
  • Uso de plantillas ligeras y personalizadas para SEO. Volvemos a la programación web. En proyectos basados en plataformas como WordPress o Prestashop, es importante poder personalizar y optimizar al máximo las plantillas para reducir su peso.
  • LCP (Largest Contentful Paint). Desde que Google habilitó Core Web Vitals en la antigua Webmasters Tools esta métrica se ha vuelto muy importante y se mide en el tiempo que transcurre hasta que el usuario puede ver e interactuar con el contenido de una web. Actualmente, estar por debajo de 2.5 segundos se considera una buena métrica. Más allá, estamos hablando de pérdida de visitantes que abandonan el sitio y, por lo tanto, la posibilidad de adquirir un producto.

Web responsive

También tiene que ver mucho con cargar los contenidos de un sitio web de forma más rápida, pero el aspecto más importante de las webs responsive es la experiencia de usuario.

Al día de hoy -cualquiera puede comprobarlo en sus estadísticas de Analytics-, el número de dispositivos con los que los usuarios acceden a un sitio web es múltiple. Pero se pueden dividir en tres grandes categorías:

  1. Ordenadores de Escritorio y Portátiles.
  2. Tabletas o tablets.
  3. Y una ingente gama de smartphones, también con una amplia variedad de tamaños de pantalla.

A partir de aquí, ¿cómo conseguir que un mismo sitio web se vea de forma correcta en cualquier dispositivo? Gracias al diseño responsive, que se ha convertido en toda una especialidad dentro del diseño web.

A efectos de ventas, no es necesario decir que no contar con una web responsive va a generar una mala  experiencia de usario y eso influye especialmente en las plataformas web de ventas. Por un lado en la propia experiencia de usuario, y por otro en los rankings de Google que tienen muy en cuenta este aspecto para el posicionamiento.

UX o Experiencia de usuario

Todos los apartados anteriores acaban confluyendo en el gran reto de cualquier diseñador web y profesional SEO: que la experiencia de usuario sea lo más óptima posible. Eso lleva a que el visitante permanezca más tiempo en el sitio web, con lo que eso implica a nivel posicionamiento y, muy importante, a nivel ventas.

Para poder generar esa buena experiencia de usuario, además de lo citado, es importante tener en cuenta tres aspectos esenciales:

  • Landing Pages optimizadas para maximizar las ventas y las interacciones en un sitio web.
  • Estructurar los Menús de la manera más lógica y sencilla para el usuario. Es importante tener en cuenta que los usuarios no son expertos en Internet y el mundo digital, por lo que es mejor apostar por la sencillez de la navegación.
  • Integrar todo tipo de comunicación con el usuario: varias formas de contacto y hasta un chat online para comunicarse con los usuarios para informar o conseguir leads.

Finalmente, decir que todo lo escrito en este artículo concluye en el hecho de que diseño web y posicionamiento web confluyen en una mejor experiencia de usuario, lo que es lo mismo a aumentar las ventas o cualquier otro objetivo del sitio web promocionado.

Deja un comentario