¿Qué son las auditorías retributivas y qué empresas están obligadas a hacerlas?

Especialmente desde la Ley Orgánica 3/2007, en España se está trabajando en conseguir una mayor igualdad en el plano profesional. Para ello, a raíz de Real Decreto-ley 6/2019 y posteriormente con los Reales Decretos 901/2020 y 902/2020, se han ido creando una serie de planes de igualdad y registro salarial que comprometen a las empresas de cualquier tamaño a ofrecer las mismas oportunidades a hombres y mujeres y, muy importante, igualar los salarios por desempeñar las mismas funciones.

Ese objetivo se quiere lograr con la implementación del llamado “Plan de Igualdad” que, posteriormente se verifica con las auditorías retributivas. Hablamos de ambos.

Plan de igualdad y sus fases

Planes de IgualdadComo decíamos, este plan hunde sus raíces en la Ley Orgánica 3/2007 que ya anticipaba una definición del plan en forma de medidas legales a tomar para garantizar la igualdad entre hombre y mujeres. No obstante, aunque algo se avanzó en llevar la teoría a la práctica, tuvo que ser el Real Decreto-Ley 6/2019 quien, de forma urgente, acelerara la toma de medidas para que la igualdad salarial y de oportunidades entre ambos sexos fuera efectiva.

Así, desde ese año 2019 se materializaron esas medidas en un plan de igualdad con las siguientes fases:

  1. Fase de planificación. No todas las empresas están en la misma situación en cuanto a la igualdad. Por eso es necesario crear una comisión para analizar cada empresa de forma individual. En esa comisión deben estar los distintos representantes de empresa y trabajadores.
  2. Fase de diagnóstico. Esa comisión tiene el deber de analizar si en el proceso de selección, contratación y día a día de la empresa, se cumple la igualdad de oportunidades y de salario entre hombres y mujeres.
  3. Creación del plan de igualdad. De ese análisis hay que pasar a la creación de un plan para, si las hubiere, corregir las desigualdades en la empresa.
  4. Llevar a cabo el plan. Por último, toca corregir los aspectos necesarios dentro de la empresa para cumplir con la legislación vigente. Eso implica subir salarios, ajustar jornadas o cambiar la política de contratación y promoción interna para conseguir igualdad real entre sexos.

Qué son las Auditorías Retributivas

Aunque en las primeras fases del Plan de Igualdad ya se pueden incluir elementos de una Auditoría Retributiva, esta acción suele realizarse a posteriori y existen empresas externas que las realizan para ofrecer datos mucho más objetivos e imparciales.

Así, la Auditoría Retributiva precisamente analiza si los compromisos adquiridos en el Plan de Igualdad se cumplen. Esto es: si hay sistema de promoción interna igualitario entre hombres y mujeres, y si el sistema retributivo es también equitativo.

Una vez realizada la auditoría, los responsables de la misma pueden diseñar una serie de medidas para corregir las prácticas de la empresa al amparo de la Ley (902/2020).

También puede ocurrir que la propia empresa, en su Plan de Igualdad haya ya detectado desigualdades en su funcionamiento y haya aplicado ya las medidas correctoras, por lo que la auditoría retributiva confirmaría ese trabajo realizado.

Qué empresas están obligadas a realizar una Auditoría Retributiva

Primero de todo, decir que todas las empresas, con independencia de su tamaño, deben contar con un Registro Salarial o documentación donde se incluyan todos los salarios de los trabajadores y trabajadoras. Precisamente esa información será de gran utilidad para realizar la auditoría retributiva.

En cuanto a quiénes están obligados a realizar una auditoría retributiva, todas las empresas con más de 50 trabajadores y en los plazos que establece el Real Decreto Ley 6/19.

Ahora bien, el gobierno ha establecido una serie de fechas límite para que las empresas puedan adaptarse. De tal forma que:

  • Las empresas de entre 50 y 100 trabajadores tienen hasta marzo del 2022 para crear su propio Plan de Igualdad, lo que implica que también pueden esperar a realizar una Auditoría Retributiva.
  • Para empresas de más de 100 trabajadores, el plazo acabó en marzo de 2021.
  • Y las empresas con menos de 50 trabajadores tendrán la obligación de realizar auditorías retributivas si el convenio colectivo entre trabajadores, comité de empresa y sindicatos así lo estipula.

En cualquier caso, todo apunta a que incluso las empresas pequeñas deberán pronto adaptarse a la nueva legislación para igualar salarios y oportunidades entre sexos, especialmente debido a la propia evolución de la sociedad a una más igualitaria.

Deja un comentario