Soluciones a los impagos de facturas de tu empresa

Desgraciadamente, en los últimos años y tras dos crisis económicas, las facturas impagadas son muy comunes en el sector de la empresa. Algunas de sumas importantes y que pueden desestabilizar los balances de un negocio. Por ello, antes incluso de que ocurra, es importante tener a mano algunos recursos para recuperar esa deuda.

Hablamos de las más novedosas y eficaces.

Credit Back

Creditback

¿Se pueden derivar la gestión y los gastos de una reclamación de una factura impagada a otra empresa? Sí, y gracias a Credit Back (empresa certificada por AENOR), que se hace cargo de esas facturas con dos servicios:

  • La Opción Óptima. Se deriva la gestión y gastos de la reclamación a Credit Back. Gracias a su experiencia en negociación y a nivel jurídico, las posibilidades de recuperar la deuda aumentan de forma real, aunque pueda ser a plazos.
  • Opción Standard. Es un servicio donde Credit Back compra la cartera de impagos. Es decir, la empresa acreedora recupera la totalidad o parte de las deudas, ya que se las paga Credit Back después de un análisis financiero de la situación. Tras esto, Credit Back se encarga de recuperar el dinero.

Es cierto que este servicio tiene un coste, pero las posibilidades de cobrar lo impagado son muy altas. Además, también se pueden cobrar facturas internacionales, un servicio que no todos los gestores de este tipo ofrecen.

Reclamar la deuda mediante cartas de reclamación

Cómo hacer carta monitoriaSi quieres realizar la reclamación por tu cuenta porque confías en que la empresa deudora pagará la factura si se razona con ella, otra opción son las cartas de reclamación que se denominan monitorias. Son tres, es recomendable contar con algo de asesoramiento legal y tienen las siguientes características:

  • Primera comunicación. Es la que se envía a los pocos días del vencimiento de la factura y se ha de tener en cuenta en su redacción la buena fe de la empresa. Es decir: que puede que se le haya traspapelado la factura o que realmente no pueda pagar pero sí que quiera. En muchos casos, esta carta suele servir.
  • Segunda comunicación. Lo razonable es dar un par de semanas a la empresa para que realice el abono. Tras ese periodo, se puede enviar una segunda monitoria y ya es necesario incluir cuestiones legales como posibles intereses devengados o, si tras un tiempo determinado no se recibe el pago, se podría optar por la vía judicial.
  • Tercera comunicación. Aunque las misivas anteriores también se pueden enviar por burofax, esta práctica es obligatoria para certificar que se ha realizado una reclamación a una empresa por el impago de facturas. Además, se ha de incluir que se llevará el asunto vía judicial si no realiza el pago en la nueva fecha establecida.

Si tras las cartas monitorias no se consigue aún cobrar la factura, no queda otro remedio que poner el asunto en manos de abogados.

Cómo reclamar una factura a empresas cerradas

Reclamar deudas empresas concurso acreedoresSegún el Ministerio de Economía de España, desde marzo de 2020 más de 80.000 empresas han cerrado, y muchas de ellas han dejado facturas sin pagar. Como muchas pueden estar en concurso de acreedores, la comunicación con la empresa es imposible, los acreedores no cobran los primeros y el procedimiento a seguir cambia totalmente.

Por supuesto, requiere del asesoramiento de un bufete de abogados y el proceso es el siguiente:

  • Es imprescindible personarse en el concurso de acreedores o procedimiento concursal como afectado.
  • A partir de ese momento se cuenta con un periodo de quince días a un mes para notificar a los nuevos administradores de la empresa e impuestos por un juez los créditos que se adeudan. Se deben presentar las facturas y los documentos necesarios para justificar lo adeudado.
  • Ya sólo queda esperar a que evolucione el concurso y se empiecen a pagar las deudas de la empresa de suspensión de pagos.

En este caso, si la empresa acreedora puede conseguir que sus créditos sean considerados “contra la masa” (facturas emitidas después de iniciarse el concurso de acreedores) entonces se cobra primero y casi con toda seguridad.

* * *

Pese a lo dicho, desgraciadamente, hay casos en los que las facturas quedan sin cobrar. En ellos, la mejor solución para recuperar lo máximo posible es negociar con empresas como Credit Back para que compren esa deuda.

Deja un comentario

13 − 10 =