Pasos para llegar a vivir de invertir

¿Es cierto que se puede vivir de invertir? Existen muchos eBooks y gurús de lo financiero que así lo afirman, aunque también es cierto que, como toda forma de ganar dinero a través de la compraventa de bienes, intangibles económicos y otros productos similares, conocer el sector es muy importante para no dar al traste con la inversión.

Aunque no vamos a elaborar una guía perfecta –para ello hay otros expertos como el economista, donde conseguir información más precisa–, sí que queremos hacer un pequeño resumen de las opciones que existen al día de hoy para invertir, teniendo en cuenta si hay que invertir mucho y los riesgos.

Real Estate o sector inmobiliario

Cómo ser un buen gestor inmobiliarioEs uno de los valores más seguros, pero requiere de un capital importante para conseguir grandes rentabilidades. Esto significa invertir decenas o cientos de miles de euros en varias propiedades o una de gran valor a un precio muy bajo.

En cuanto a los riesgos, los hay. Pero también es cierto que no hace falta ser un gran experto en Real Estate para saber cuándo y cuánto invertir. Las dos últimas crisis (2008 y 2020) son un ejemplo de cómo cuando la economía tiembla, el sector que más lo nota es el inmobiliario y los precios de los inmuebles pueden bajar a la mitad, momento de invertir y ser paciente para cuando recuperen parte o todo su valor.

Invertir en Criptomonedas

Qué son los bitcoinsLos que invirtieron en Bitcoin hace una década, con tan sólo 100 dólares, hoy son ricos. ¿Han existido en el sector cripto oportunidades como esa? Sí: tenemos el caso de Binance, de la propia Ethereum, o de la sorpresa que supuso la subida de Dogecoin. Es cierto que el margen de beneficio no llega a los límites de Bitcoin, pero con una inversión de 1.000 dólares en Ethereum hace cuatro años, (cuando su valor estaba en 10$) para abril de 2021 el inversor contaría en su cuenta con 400 veces más: 400.000 dólares.

Ahora bien, todo parece muy fácil desde la distancia. Sin embargo, es difícil saber cuando invertir y retirar cuando se está en el ojo del huracán. Especialmente en un sector financiero donde hay multitud de variables que hacen casi imposible predecir el comportamiento de una criptomoneda o del sector en general.

Invertir en empresas

Es uno de los clásicos de la inversión: comprar acciones de empresas, esperar a que se revaloricen y vender. La mejor práctica suele ser adquirir esas acciones cuando las empresas entran en bolsa y tienen un valor muy bajo. También es importante elegir el sector donde operan y el futuro del mismo en la sociedad. Así, al día de hoy son las tecnológicas las que mejores rendimientos han dado con los años: Google, Apple, Amazon o Facebook.

Ahora bien, invertir en empresas ya consolidadas no es lo más recomendado si se quiere conseguir un buen margen, ya la parte importante de su crecimiento en bolsa ya se ha producido. Por eso, es muy importante buscar nuevas oportunidades. Un ejemplo es Tesla, la franquicia de Elon Musk y creada para la fabricación de coches eléctricos. Aunque actualmente está estable y ya tuvo un crecimiento de las acciones del 1000% entre 2019 y 2021, contando con que el sector renovable es el futuro, es bastante posible que las acciones suban más.

Evolución bolsa Tesla
Evolución de Tesla en bolsa

Por supuesto, es más que recomendable estar atento a la aparición de nuevas empresas dentro de las renovables para conseguir grandes márgenes.

Invertir en divisas

Cursos de bolsaEs el sector inversor donde más se compra y se vende debido a la variación de los pares de monedas más populares. También es cierto que es necesario una importante cantidad de dinero para obtener beneficios suficientes como para vivir de la inversión en divisas.

Esto se debe a que los cambios en el sector bursátil de las divisas no son muy grandes: del 2% al 10%. Y cuando se produce un colapso de una moneda, hay que ser prudente a la hora de invertir porque si la inflación la devalúa mucho puede desaparecer o dejar de ser un producto para invertir, como ha ocurrido en varias ocasiones con la moneda de Zimbadwe.

Invertir en materias primas

El carbón, el petróleo o el oro han sido materias primas que han enriquecido durante siglos a muchos, pero también es cierto que las inversiones siempre fueron grandes. De estos tres productos, sólo el oro sigue siendo un activo donde invertir. No obstante, al igual que otros productos, la inversión es a medio y largo plazo. En la imagen que adjuntamos vemos como su valor, en los últimos 15 años, ha aumentado pero sólo de forma moderada.

Evolución precio del oro

¿En qué materias primas invertir entonces para lograr un beneficio suficiente que permita vivir de forma holgada? Todo pasa por investigar en los sectores productivos, la oferta y la demanda. Como decíamos antes, las empresas que apuestan por el desarrollo tecnológico en renovables tienen un buen futuro a corto plazo, y un ejemplo es Tesla. Así también hay que estar muy atentos al sector tecnológico para detectar qué materias primas se pueden utilizar en un futuro, las cuales, seguro, subirán su precio y se convertirán en una gran inversión.

Invertir en Deuda Pública

¿Qué ocurre cuando un país tiene una fuerte crisis económica? Que las arcas del estado se vacían y la deuda soberana aumenta. ¿Cómo solucionan este problema los estados? Además de tomar medidas económicas en el sector privado y público, o recibir financiación exterior, todos los estados emiten deuda pública en forma, por ejemplo, de letras, bonos y obligaciones del tesoro que individuos y otros estados compran a cambio de un interés a un plazo determinado.

Este tipo de inversión es para grandes cantidades, pero es de los más seguros. Por ejemplo en España, las letras del Tesoro a un plazo de entre tres y doce meses proporcionaban un 1,40% de interés; los bonos de entre tres y cinco años, un 3%, y las obligaciones del Estado para plazos de 10 a 50 años, un 5,6%.

Al día de hoy, muchos expertos recomiendan analizar los países emergentes para invertir en compra de deuda pública.

Deja un comentario