Chapas personalizadas: elementos publicitarios en tu vida diaria

Chapalandia. No, no hablamos de reparación de coches, sino de marketing enfocado al merchandising; las chapas personalizadas, una estrategia que se mantiene pese al paso de los años y compite bien con todo el omnipresente marketing digital.

¿De qué elementos publicitarios hablamos?

La web mencionada me sirve para glosar este artículo sobre técnicas de marketing y formas de dar a conocer tu empresa o actividad profesional. Lo primero que tengo que decir es que las chapas personalizadas, además de dar difusión a una empresa, son artículos publicitarios tangibles de gran utilidad y presentes en nuestra vida cotidiana. Este aspecto, considerando esa especie de filtro que todos hemos desarrollado para obviar lo publicitario del contenido, es bastante útil. Nunca se sabe: puedes conseguir a tus próximos clientes mientras realizan una actividad tan común como abrir el frigorífico.

Los imanes publicitarios

Imanes personalizadosEl de la imagen es el que yo tengo. No es de metal, pero lo puedo mirar 30 veces al día y siempre me recuerda las caminatas que he recorrido y las que me quedan por hacer. 30 veces al día durante un mes, es una exposición publicitaria de 900 y sin coste alguno; sólo la fabricación.

En el caso de imanes publicitarios, éstos operan de la misma manera: sirven para colgar listas de la compra y otras cosas que no queremos recordar mentalmente y, de paso, nos hacen publicidad subliminal con una naturalidad pasmosa. No digo que haya que dejar de hacer campañas SEM o de Email Marketing, pero no está demás invertir un poco en estos elementos publicitarios. Además, son 100% personalizables.

Chapas personalizadas

Chapas personalizadasEl caso de las chapas personalizadas es todavía más versátil porque pueden llevarse visibles en la ropa y aprovechar la exposición a otra gente por la calle, en un evento deportivo, etc. Al igual que los imanes cuentan con la posibilidad de ser personalizadas y solo se diferencian en la parte trasera: en lugar de un imán cuentan con un imperdible.

Pegatinas publicitarias personalizadas

A caballo entre la tarjeta de visita y el vinilo decorativo. Las pegatinas pueden adornar carpetas o mejorar su diseño o pueden, y este es el gran uso, pegarse casi indefinidamente en coches, motos, cascos o maletas de viaje y siempre a la vista de los demás. Son, sin duda, una de las fórmulas de exposición publicitaria y merchandising más interesantes por su eficacia y bajo precio de producción. ¡El mejor diseño se lleva el gato al agua!

Espejos publicitarios

Espejos de mano, pequeños y que caben en cualquier sitio. ¿No son un elemento cotidiano a más no poder? Pues si a esos espejos, en su parte trasera, le añadimos un mensaje publicitario, entonces vamos a conseguir un efecto parecido al del imán; de tanto usarlo, finalmente se nos queda el mensaje o la empresa patrocinada.

Como conclusión, decir que en el terreno del marketing, el número de técnicas y herramientas no para de crecer y que la naturalidad (vender sin que parezca que vendes) es la mejor estrategia. A esto, añadir que elementos como las chapas personalizadas son, de hecho, útiles para nuestra vida diaria.

2 comentarios en «Chapas personalizadas: elementos publicitarios en tu vida diaria»

Deja un comentario