Qué es el Lean Manufacturing

Qué es el Lean Manufacturing

La denominan metodología lean manufacturing y su utilidad es la de optimizar el proceso de producción de una empresa. Por su popularidad (ya se organizan cursos al respecto), merece la pena desgranar en qué consiste y cómo implementarlo.

Qué es lean manufacturing

Qué es Lean ManufacturingComo muchos otros conceptos técnicos en inglés, no tiene una traducción fiel en castellano, por lo que se utiliza la voz inglesa para hablar de él. En cualquier caso, el significado básico del término alude a “agilizar la producción“, es decir lograr una mayor eficiencia en los procesos de producción a través, entre otras cosas, de la eliminación de elementos inservibles en un proceso de producción.

Destacar de esta metodología que es “universal”. Es decir, se puede implementar en cualquier industria ya que tanto las herramientas como su lógica tienen en cuenta a los trabajadores, el producto que se maneja y el tiempo de manufacturación, elementos comunes en la mayoría de las empresas.

Herramientas y cómo se implementa el lean manufacturing

Una de las herramientas más importantes del lean manufactoring es la comunicación y colaboración entre todos los departamentos y personas de una empresa. Esta herramienta puede ser intangible, en el sentido de colaboración y comunicación mediante reuniones y estrategia, o tangible, mediante aplicaciones software como ERP.

Diagrama de Pareto
Diagrama de Pareto

Otra herramienta muy importante y que se ha generalizado en la implementación de esta metodología es el Diagrama de Pareto, que sirve para detectar anomalías y errores en el proceso de producción. Básicamente analiza esas anomalías y su frecuencia para conocer su impacto negativo. Tanto las anomalías como sus efectos se miden en % (como se ve en la imagen de arriba) y el objetivo es reducir el tanto por ciento de los efectos de las primeras para aumentar la eficacia.

Metodología KaizenOtra herramienta son las aplicaciones que permiten conocer el coste de la fabricación del producto para poder reducirlo y aumentar la productividad. Esta parte se puede implementar con el método Kaizen, la cual basa su filosofía práctica en cuatro pilares:

  • Generar productos de mejor calidad para añadir valor a la empresa.
  • Mejorar la relación con el cliente, tanto en primeras comunicaciones como en compra y servicio posventa.
  • Mejorar la gestión de la empresa.
  • Aumentar el rendimiento de los equipos de trabajadores.

Kaizen tiene un gran apoyo en el departamento de recursos humanos.

Otra forma de implementar esta metodología es añadiendo a la mejora comunicativa el contacto con proveedores para renegociar la relación comercial y reducir costes de adquisición de productos. No es que se abogue por una estrategia agresiva para conseguir mejores ofertas sino una apuesta por el diálogo y negociaciones para que proveedor y la propia empresa se vean beneficiados.

Por último, a la hora de vender un producto (y esto es muy importante) el lean manufactoring propone cambiar la filosofía de venta. Ya no se trata de vender solo para engordar el Haber contable sino para conseguir solucionar los problemas o satisfacer las necesidades de los clientes.

Esta forma de tratar a cliente puede provocar que las ventas inmediatas bajen a corto plazo, pero aumentan a medio y largo plazo porque la empresa gana en marca y prestigio y eso se deriva en nuevos clientes que van a confiar más en los productos que se venden.