Inquilinos morosos: La morosidad en el alquiler de viviendas

Inquilinos morosos: La morosidad en el alquiler de viviendas

Durante el año pasado, la deuda media de las personas que alquilaban viviendas subió a los 6.000 euros. Y esta situación no ha dejado de crecer desde el año 2014, junto con el número de personas que prefieren alquilar a comprar vivienda mediante hipoteca. Estos datos sobre inquilinos morosos se contabilizan a partir de los registros de inscripción morosidad que arrojan otra información como que en las ciudades de Madrid y Barcelona han aumentado los precios del alquiler en 2018 en un 33% y 54% respectivamente, o que el aumento de impagos (esta vez según el CGPJ) provocó en el año 2017 más de 100 deshaucios diarios hasta llegar a más de 36.000 familias en un año.

Lanzamientos alquiler España
Fuente: Consejo General del Poder Judicial.

¿A que se debe el aumento de inquilinos morosos?

El aumento de las personas que no pueden pagar el alquiler y se ven frente al deshaucio es una realidad y, de forma general, se debe a tres razones:

  • Aumento de los precios en grandes ciudades.
  • La economía y la oferta de trabajo sigue en muchos sectores y para muchos grupos de población estancadas.
  • El número de inquilinos ha aumentado significativamente desde el año 2014.

El deshaucio en un situación terrible para los inquilinos, pero también está creando, por otro lado, otra crisis en los particulares que poseen una vivienda en alquiler y que no pueden cobrar el alquiler o se ven forzados a iniciar trámites forzosos y judiciales que tienen su coste.

Alternativas al desahucio

Una de ellas es recurrir a la administración para que medie o se haga cargo de los impagos de los inquilinos morosos, lo cual no siempre es posible, por lo que esta solución solo afecta a una parte del total de los conflictos.

También desde unos años a esta parte, precisamente la inscripción en registros de morosidad específicos para el impago de alquileres está persuadiendo a arrendatarios para que paguen sus alquileres. ¿Cómo funciona este sistema? De la siguiente manera:

Lista de morososEn primer lugar, decir que al igual que existen ficheros de morosidad para personas o empresas con deudas en bancos o impagos en sus hipotecas, hay una lista de morosos para los inquilinos que no pagan el alquiler.

Los propietarios de la vivienda que puedan demostrar que no han recibido los pagos correspondientes por el alquiler, pueden entonces acceder a este fichero y añadir a los morosos al mismo de forma gratuita.

¿Qué implica añadir a una persona en estos ficheros? Como ocurre con otras listas de morosos, las personas incluidas pueden tener problemas en el futuro, por ejemplo, para pedir un crédito.

Esta medida puede ser una forma de prevenir los impagos. Es decir, los alquilados que sí pueden pagar el alquiler prefieren hacerlo antes de formar parte de estos ficheros y sufrir la consecuencias financieras que ello provoca.

Estos ficheros también tienen otra utilidad: un propietario que quiera alquilar un inmueble a otra persona puede consultar en estas listas la situación de la misma y asegurarse de que no cuenta con impagos en otros alquileres.

Conclusión

La creación de las listas de morosos para el régimen de alquiler previene y ayuda a los propietarios a sufrir impagos, pero es cierto que el fenómeno de la vivienda en mucho más complejo y la situación difícil de solucionar. Aún así, estas y otras medidas parecen están mejorando la situación.