Cómo vender una empresa: razones y requisitos

Deshacerse de un negocio no tiene por qué ser una mala noticia. Como ocurre en el sector inmobiliario, hay personas que han vendido su negocio consiguiendo una gran suma de dinero. Un ejemplo es Youtube a Google o, recientemente, WhatsApp a Facebook. No queremos volar tan alto en este artículo sino centrarnos en la pequeña empresa e incluso el autónomo para dar algunos consejos sobre el sector vender empresa, donde ya hay consultores especializados.

Razones para vender una empresa y no cancelarla jurídicamente

Razones para vender una empresaMontar un negocio requiere mucho esfuerzo, tiempo y, a veces, mucho dinero invertido. Dejarlo así por las buenas puede ser un trauma. Por esta razón, si se tiene decidido que no se quiere contar la actividad, al menos hay que considerar el hecho de traspasarlo a otra entidad por tres razones:

  • Se consigue un dinero que puede recuperar en parte lo invertido.
  • Si se le tiene mucho cariño a la empresa, permite verla evolucionar en el tiempo.
  • A veces, cancelar una empresa (S.L. o S.A.) tiene unos costes mayores que, obviamente, traspasarla.

A partir de aquí, la gran pregunta es la de los requisitos que debe contar una empresa para que se atractiva para otros inversores.

Requisitos para poder vender una empresa

Requisitos vender empresaHay que decir que la diferencia entre empresas físicas y digitales cambia un poco los requisitos para vender una empresa, pero de forma general estos son los que el nuevo inversor tiene más en cuenta:

Modelo de negocio y sector

Aunque el mundo digital esta recuperando numerosos tipos de negocio casi olvidados –como la creación de productos artesanales– la empresa compradora sí que va a tener muy en cuenta cómo se recibe el producto o el servicio en el mercado. Por ello, antes de vender la empresa, puede ser útil diversificar esos productos y servicios a sectores donde haya demanda, dando al negocio un perfil más productivo y atractivo.

Presencia digital

Puedes tener un negocio en la red y no encontrar la manera de sacarlo adelante. Esto no significa que no haya otros que encuentren la clave para hacerlo. Eso sí, te va a venir muy bien contar a nivel digital con:

  • Presencia en redes y gran número de seguidores.
  • Imagen corporativa potente y conocida.
  • Gran número de visitas a una web.
  • Gran número de suscriptores a una lista de correo.
  • Plataformas online ya creadas.

Contar con unas buenas cifras en este sentido lleva años de trabajo y se valora mucho a nivel económico.

Cartera clientes y red de proveedores

Si el negocio se dedica especialmente a la compraventa de productos –a nivel digital o en tienda física– la entidad compradora va a valorar mucho el número de clientes a los que se vende (por ejemplo si se es distribuidor) y, al mismo tiempo, los proveedores para no dejar de estar abastecido.

Antes de vender tu empresa, asegúrate de mimar a ambos y de informarles que traspasas el negocio.

Negocio con la transición digital realizada

Desgraciadamente hay muchas empresas –y también entidades públicas- donde no se ha realizado la digitalización y transformación al mundo 2.0. Estamos hablando de utilizar software de gestión como ERP, CMS, CRM, etc.

Si no cuentas con este trabajo hecho, perderás muchos puntos a la hora de vender tu empresa. También, si tienes trabajadores, que éstos no se hayan formado a nivel digital es otro punto en contra.

* * *

Finalmente, insistir en el hecho de que si un día te dices a ti mismo “voy a cerrar mi negocio” cambia la frase por “voy a vender mi empresa”. Si lo haces bien, te puede garantizar tu jubilación o permitir emprender en otro sector.