5 buenas prácticas para proteger el bienestar de tus empleados

El bienestar de los colaboradores siempre ha sido, o al menos debiera ser, una de las prioridades de las empresas.

Luego de la pandemia por COVID-19, muchos líderes corporativos se han enfrentado a nuevos retos para cuidar el bienestar integral de su gente, ya que además de resguardar su salud física han tenido que reforzar las medidas a favor de la salud mental.

Ante la pregunta “¿cómo proteger a mis empleados?”, existen varias respuestas posibles… y acciones, claro está.

Algunas de las mejores prácticas que las compañías integran en su cultura actualmente son las siguientes.

5 iniciativas para proteger a tus empleados

  1. Construye una cultura de bienestar

El paso más importante para cuidar a los colaboradores es ofrecerles desde el inicio un espacio que sea consciente sobre el bienestar y promueva prácticas a favor de él.

Si las personas no perciben una cultura organizacional que gire alrededor del bienestar, será difícil que conecten con otras iniciativas enfocadas en fomentarlo.

  1. Alinea las acciones de bienestar al objetivo del negocio

Para alcanzar las metas de la empresa se requiere del esfuerzo y trabajo de los colaboradores, quienes a su vez necesitan tener un equilibrio entre su vida personal y laboral para tener un buen desempeño en su trabajo.

  1. Establece programas de beneficios adecuados

Las clases de yoga, aunque son una buena actividad física, quizá no es la mejor iniciativa para proteger a tu gente. Un seguro de vida o médico, en cambio, podría impactar positivamente su vida e incluso la de su familia.

Si te preguntas qué son los seguros de empleados, funcionan de manera similar a una póliza normal sólo que los contratas de manera colectiva y proteges a cada persona a tu cargo, inclusive sus familiares.

Directamente con una aseguradora o un agente es donde puedes adquirir un seguro para empleados.

  1. Comunicación bilateral

Escuchar a los colaboradores y permitir que sean parte de la conversación en las decisiones de bienestar de la empresa es clave.

Esta aparentemente sencilla acción no solamente contribuye a la productividad de los empleados, sino a su engagement con la organización.

  1. Los altos directivos tienen que estar involucrados

Una cultura de bienestar no es la misma si la alta dirección no lidera con su ejemplo.

Los directivos y jefes de equipo necesitan involucrarse con las iniciativas de bienestar para generar un cambio significativo. Estas acciones aportan a la resolución de la pregunta inicial “¿cómo proteger el bienestar de mis empleados?”. Recuerda que, de ser necesario, puedes acercarte a una agencia de comunicación interna o especializada en wellbeing para que orienten a tu empresa en este tipo de iniciativas.

Deja un comentario