Las ventajas del terrazo In Situ o pavimento continuo

Las ventajas del terrazo In Situ o pavimento continuo

El I+D no solo hay que asociarlo al mundo de la tecnología informática. También en el sector de la construcción, y en concreto de la pavimentación, los avances científicos han logrado crear una nueva generación de productos: el terrazo in situ. Este producto está orientado a la mediana y gran empresa y, a diferencia de los terrazos divididos en porciones que se fabrican en los talleres de los proveedores, este nuevo sistema se instala in situ y en una sola pieza, de ahí su nombre.

Esta nueva tecnología nos lleva también a otro concepto con el que se conoce a esta nueva forma de instalación de terrazo: los pavimentos continuos ya que no están divididos en partes, algo que le confiere un aspecto totalmente diferente a los realizados al uso.

Vemos los componentes necesarios para crear este tipo de pavimento y su ventajas para medianas y grandes empresas.

Composición del terrazo in situ o pavimento continuo

Pavimentos industriales

Su nombre concreto es Terrazo In situ Bradhow y está creado y manufacturado por la empresa Bomanite. Combina el trabajo de ingeniería y la ciencia química para crear una amplia variedad de productos.

No obstante, los materiales de base son los conocidos áridos, materiales de carga y cementos a los que se añade, según el tipo de pavimento a crear, aglutinantes de nueva creación y agregados para poder aumentar las posibilidades funcionales y decorativas.

Ventajas de terrazo In Situ o pavimento continuo

Pavimentos continuos

Como decíamos al principio, la fabricación del pavimento continuo In Situ Bradbow no se realiza al uso: añadir el material en moldes y luego llevarlos al lugar del cliente y finalmente instalarlos. Por el contrario, y esta es la primera ventaja, el terrazo se fabrica en el propio establecimiento, taller o nave de la empresa.

Además de esta ventaja, la composición del terrazo y tecnología para hacerlo permite personalizar al máximo el producto teniendo en cuenta las necesidades del cliente: tamaño del pavimento, textura, colores y acabados.

En el caso del concepto de pavimento continuo, este se refiere a la forma de verter la masa sobre la superficie. En un primer momento, esa superficie ha de ser acondicionada como si fuera un molde donde verter la masa. Cuando la zona ya está lista, entonces se vierte directamente toda la mezcla y no en bloques. Esto permite que el acabado sea totalmente continuo: un bloque compacto para cada estancia, con independencia de su tamaño.

La última de las ventajas de este tipo de pavimento es su resistencia, tanto interna al ser totalmente compacta, como en la superficie, ya que acepta todo tipo de acabados para adaptarse a suelos de oficina, centros logísticos, etc. En caso de pisos dentro de edificios como teatros, cines o salas de exposiciones, también el pavimento continuo admite todo tipo de colores y motivos artísticos.

Por último, decir que a todas estas ventajas hay que sumarle el hecho de que la relación calidad-precio de este producto en comparación con otras formas de fabricar terrazos es ventajosa. De ahí que muchas medianas y grandes empresas se estén pasando al pavimento continuo de Bobeton.