Seguros impago de alquiler

Cómo funcionan los seguros por impago del alquiler

La gente suele relacionar los impagos en vivienda con las hipotecas, así como los alzamientos. No obstante, en el mundo del alquiler se producen muchos más impagos y una cantidad similar de alzamientos. Del sector del alquiler nos vamos a ocupar en este artículo y desde la posición del arrendador. Os informamos de cómo funciona un seguro de impago de alquiler, el cual se ofrece por entidades tipo mutuas y realmente compensa tanto para cubrir impagos como desperfectos en la vivienda.

El concepto de seguro de impago de alquiler

En este sentido, funciona igual que cualquier otro seguro: se paga una cuota determinada y a cambio se reciben una serie servicios, garantías e indemnizaciones en el caso de que el arrendatario provoque daños en la vivienda o, directamente, no pague alquiler.

También, como los demás seguros, hay distintos planes: a mayor precio en la cuota mayores garantías.

Qué cubre un seguro de impago de alquiler

Entremos en detalle sobre las distintas coberturas que se ofrecen a los arrendadores. Estos son los servicios que generalmente se pueden contratar:

  • Recuperación de los meses de alquiler no abonados. Es la principal garantía para los arrendadores y se paga el 100% de los impagos.
  • Abono de los suministros no pagados. Si el arrendatario no tiene los suministros a su nombre, y no los abona, este tipo de seguro también puede incluir estas indemnizaciones.
  • Coberturas más allá del seguro de vivienda. Un arrendador puede contar con un seguro (también el inquilino puede estar obligado a contratarlo), y si éste no cubre algunos daños provocados, el seguro de impago de alquiler también puede incluir cláusulas donde se ofrece cobertura para los daños.
  • Asesoramiento. Además de cubrir económicamente a los propietarios, éstos también pueden contratar con el seguro asesoramiento legal, sobre eficiencia energética y cualquier otro tipo de consultoría que tenga que ver con la relación entre propietario e inquilino.
  • Análisis de riesgo. Este suele ser un servicio extra. Se trata de que los técnicos de la mutua analicen la situación económica e incluso crediticia del futuro inquilino. De esta manera, el arrendador puede saber si el arrendatario tiene un pasado de buen pagador o lo contrario.
  • Cubertura 24. Como otras aseguradoras, las de impago de alquiler también cuentan con profesionales que se pueden hacer cargo de una urgencia.

Cómo es el proceso de contratación y cuotas medias

Es muy sencillo porque las entidades donde contratarlos conocen los perfiles de los arrendadores y arrendatarios, y suelen haber planes cerrados para cada situación.

En cualquier caso, también se puede personalizar con la solicitud de un presupuesto para cubrir aspectos que no se encuentren en los planes o cubrir alquileres a empresas.

A partir de aquí, contar con este seguro suele tener un coste mensual de entre el 5% y el 10% de la cantidad del alquiler.

Beneficios para todos

Por último, destacar que la función de las aseguradoras de impago del alquiler tiene varias utilidades. La más obvia es que protege al arrendador, pero también cumple una función de mediación entre propietario, inquilino y la propia justicia, en caso de que se produzcan impagos. La función de estas entidades es también evitar en la medida de lo posible el conflicto y conseguir una solución amistosa.