Ventajas espacios coworking

El aumento de los espacios coworking: tipos y beneficios

Aunque existen desde hace más de 15 años, especialmente durante la crisis económica comenzaron a proliferar para poder permitir a emprendedores contar con espacios de trabajo cuyo alquiler fuera asequible. Además de este punto, los espacios coworking han demostrado contar con otras ventajas. De hecho, cada vez hay más coworking adaptados a las necesidades de cada tipo de empresa, como los que puedes encontrar aquí. Tomando como ejemplo algunos de ellos, vamos a extendernos un poco más sobre estos espacios y sus beneficios para emprendedores y empresas.

Que son los espacios coworking

Qué son los coworking

Se han traducido al español como espacios colaborativos. Aunque los profesionales o empresas que comparten espacios pueden establecer relaciones comerciales o de trabajo, el término colaborativo se refiere a que se utilizan recursos compartidos. El primero es el propio espacio, que puede ser diáfano con mesas o puestos de trabajo estilo teleoperador o, incluso, oficinas. Además, hay otros recursos que se pueden obtener en base incluidos en un alquiler:

  • Conexión a Internet de alta velocidad.
  • Servicio de centralita.
  • Salas de reuniones para recibir a clientes.
  • Servicios de impresión.

Estos y otros servicios son los más comunes y con los que todos los espacios coworking cuentan. Sin embargo, el desarrollo de este servicio ha generado categorías de espacios que pasamos a comentar.

Tipos de espacios coworking

Tipos de espacios coworking

¿Cómo puede un arquitecto desarrollar su trabajo en uno de estos espacios? Ya es posible porque las empresas que montan los coworking tienen en cuenta todas las profesiones existentes y adaptan los espacios con escritorios y herramientas para que, en este caso, un arquitecto pueda trabajar a pleno rendimiento.

Así, de forma general, ya se puede establecer una división oficial entre espacios coworking que es como sigue:

  • Espacios generalistas. Suelen ser ámbitos con escritorios, mesas y oficinas y los servicios básicos mencionados más arriba.
  • Espacios adaptados a oficios. Como el citado para arquitectos.
  • Coworking creativos, orientados a artistas.
  • Talleres coworking, con herramientas para todo tipo de artesanos.
  • Coworking en abierto para emprendedores en el ámbito rural y organizadores de actividades de aventura. En el caso de los coworking rurales, hay que destacar que suplen una gran necesidad para que muchos profesionales puedan dejar la ciudad y vivir en el campo y pequeños pueblos: una buena conexión a Internet.
  • Coworking grandes empresas.

Beneficios de los espacios coworking

Beneficios espacios coworkingObviamente, el primero de ellos es el económico. Por ejemplo en Madrid se pueden alquilar escritorios para trabajar por 150 euros. Como los espacios incluyen Internet, calefacción y demás, un autónomo que trabajara en casa se ahorraría entre 40-50 euros de ADSL y otros tantos al menos en electricidad por aire acondicionado o calefacción.

Otra ventaja de este tipo de espacios es que son escalables. Es decir, que se puede empezar con un escritorio y, si el negocio mejora, en el mismo edificio, pasar a alquilar ya una oficina donde afianzarse como empresa.

También mejoran la imagen corporativa. Por un lado porque se puede contratar una línea de teléfono con número propio y dar imagen de empresa a clientes y proveedores. También, gracias al alquiler de salas de reuniones, los posibles clientes o empresas con las que establecer alianzas pueden quedar encantados.

La última de las ventajas es que se pueden conseguir clientes en los propios espacios coworking. Si, por ejemplo, un profesional se dedica al diseño web, tendrá la oportunidad de presentar su portfolio a sus compañeros de espacio y conseguir trabajo.

* * *

¿Qué podemos esperar de esta iniciativa empresarial? ¿Sustituirá al concepto de oficina clásico? Todo apunta a que se equilibrará con esta en el sentido de que puede ser un paso inicial y asequible para que un emprendedor, con el tiempo, se pueda convertir en un empresario con local u oficinas propias.