Qué es y funciones de un abogado de empresa

Qué es y funciones de un abogado de empresa

El sector jurídico se ha especializado tanto que son decenas los tipos de abogados que prestan servicios adaptados a una rama de la sociedad o a una figura jurídica. En el caso del abogado de empresa, son los verdaderos lazarillos para profesionales en el complicado mundo de los negocios.

Veamos de forma general su principal definición y las funciones más importantes.

Qué es un abogado de empresa

Como su nombre indica, el abogado de empresa está especializado en asesorar a negocios para que éstos solo se dediquen a sacarlos adelante, sin que tengan que preocuparse de adaptarse a nuevas normativas, lidiar con la administración o con los propios trabajadores.

Estos profesionales pueden formar parte de la plantilla de una empresa o pertenecer a un bufete que ofrece esos servicios jurídicos a empresas.

Funciones de un abogado de empresa

El día a día de un abogado de empresa, dependiendo del sector de la empresa a la que asesore, puede ser apasionante. Muchas son las funciones pero podemos dividirlas en tres grandes grupos:

Orientar legalmente

Toda buena empresa que se precie debe respetar la ley en todos sus flancos. Pero la ley es compleja, cambia constantemente y estar al día de esos cambios es todo un oficio. Por eso, la primera categoría de funciones de un abogado de empresa es la orientar legalmente a la empresa. Las responsabilidades más importantes son:

  • Prevenir cambios en la ley y adaptar la empresa a esos cambios.
  • Orientar sobre temática laboral o cómo ahorrar costes en contratación.
  • Revisar la política fiscal de la empresa para que no se salga de la ley.
  • Orientar sobre la relación con proveedores y clientes.
  • Muy importante: respetar la ley de protección de datos.

Redacción y revisión de contratos

De forma más precisa, toda la orientación mencionada acaba siempre en la elaboración o firma de un contrato: con trabajadores, proveedores o clientes. Tanto la redacción de los mismos como su revisión debe ser auditada por un abogado de empresa para prevenir daños al interés de la misma o caer en posibles ilegalidades.

Defender los intereses de la empresa en conflictos

Toda empresa tiene sus intereses y, a veces, chocan con los intereses de otras empresas o individuos. Como ocurre con la elaboración de contratos, a veces, hay empresas que tienen que recurrir a la negociación o firma de despidos, reclamaciones a proveedores o asumir reclamaciones de clientes.

Cuanto ocurre algo así, la empresa lo deriva automáticamente al abogado de empresa para que todos los pasos que se den se hagan de acuerdo a la ley y priorizando el interés empresarial.

Coste de un abogado de empresa

Por todo lo que está en juego, este tipo de servicio jurídico suele ser el más caro -si se contrata a un bufete- o el eprofesional está en rangos de salario altos. No obstante, las empresas saben que sin un abogado de empresa, las perdidas que se pueden producir en el negocio por desconocer las leyes son inmensas. Es por ello, que ese gasto en el Debe contable de la empresa se cuenta como una inversión.

Los abogados de empresa, como los interpretes de idiomas, se mantienen siempre en un segundo plano, pero son imprescindibles la gestión de una empresa.