4 consejos para mantener tu negocio libre de COVID-19

Desde el inicio de la pandemia, hemos visto cómo la necesidad de mantener un control exhaustivo de la higiene y la seguridad sanitaria es cada vez mayor para cualquier tipo de local.

Muchos pensaban que estas medidas tan solo iban a ser necesarias durante un periodo corto, pero la situación se ha alargado y la nueva normalidad exige seguir manteniendo un cuidado especial a la hora de evitar contagios.

Hace tiempo que las certificaciones que indican qué locales cumplen con las medidas suficientes contra el virus se han hecho muy populares. Y es que la seguridad sanitaria empieza a ser un requisito indispensable para muchos consumidores a la hora de decantarse por la contratación de un servicio o simplemente entrar en un local. Por ello, si estás pensando en adaptar tu negocio a esta nueva normalidad, te proponemos aplicar estos consejos que mantendrán tu local o locales libres de COVID-19.

Cámaras termográficas

La instalación de una cámara termográfica es una opción muy interesante, cómoda y rentable a la hora de prevenir contagios.

Como su nombre indica, su principal función es medir la temperatura de toda persona a su alcance para determinar si tiene fiebre; sin embargo no es la única. Un ejemplo son las cámaras termográficas que recomiendan los profesionales de Docutel, una empresa especializada en instalaciones wifi en Vizcaya y Bilbao.

Estas cámaras de fiebre son también capaces de realizar control de aforo y otras funciones tan útiles como la detección de mascarilla y aviso automático en caso de que esta no esté presente en el rostro de la persona enfocada.

Higiene y limpieza de espacios clave

Aumentar el presupuesto en limpieza es una inversión más que necesaria hoy en día, pero también más rentable de lo que se podría pensar.

La confianza de los clientes se verá reforzada si los espacios se ven bien limpios e incluso si comprueban que estas operaciones de limpieza son frecuentes.

A excepción de casos especiales, no suele ser necesario recurrir a productos diferentes a los usados normalmente por los operarios de limpieza. Tan solo deben revisarse los métodos, ya que tal vez sea necesario incidir más en determinadas zonas. También es buena idea contratar más personal y marcar normas de higiene más estrictas al resto de trabajadores.

Facilitar el distanciamiento social

Pese a las limitaciones de aforo de los locales, mantener la distancia recomendada por las autoridades sanitarias es uno de los desafíos más difíciles, tanto para la población como para las empresas. Precisamente, estas últimas no siempre encuentran facilidades a la hora de exigir esta medida de seguridad a sus clientes y trabajadores.

Revisar el protocolo de actuación y marcar una directrices claras a la hora de realizar determinadas tareas, es una buena manera de facilitar a los empleados el seguimiento de esta recomendación.

Otra medida muy interesante, especialmente orientada a la clientela, es usar señalización bien visible y sencilla de entender para marcar caminos de circulación separados para cada dirección y sentido. Otros elementos, como cortinas de separación, o la recolocación de estantes, pueden facilitar todavía más el cumplimiento de esta restricción.

Adaptación del espacio laboral

Las mamparas protectoras se han convertido en una parte indispensable del mobiliario. Constituyen una barrera muy efectiva y garantizan la protección del personal que trata cara a cara con el público sin sacrificar la calidad de la atención al cliente. Pero también constituyen una medida de separación efectiva entre trabajadores, sin recurrir a otros métodos como el teletrabajo, que pueden contribuir a una sensación de aislamiento, desmotivación y falta de productividad.

Como vemos, en tiempos de pandemia proteger a trabajadores, clientes, proveedores y a toda aquella persona que se adentre en nuestro negocio, es también preservar la economía de este último y su futuro en el mercado.

Deja un comentario