¿Por qué es tan importante realizar correctamente una migración web?

Dentro del mundo del desarrollo web es toda una especialidad, de hecho hay profesionales expertos en migrar una web. ¿A qué obedece esta especialización e importancia? A que en esa migración se deben tener en cuenta todos los elementos que afectan a una página web y que veremos en este artículo. No hacerlo puede derivar en una serie de errores que también destacaremos en el texto.

No obstante, es importante adelantar que existen varios tipos de migración web:

  • Migración que incluye un cambio de URL: subdominio, dominio o extensión.
  • Migraciones manteniendo un mismo dominio pero cambiando de plataforma de gestión de contenidos.
  • O migraciones con un cambio importante de la estructura de una web dentro del mismo hosting y manteniendo el mismo dominio.

Por nuestra parte, vamos a desglosar las razones por las que hacer correctamente una migración web para la mayoría de estos casos.

Motivos para realizar una migración web correcta y errores que pueden surgir

Hay que adelantar que una migración web no planificada y hecha de forma incorrecta puede ser crítica para la salud de un proyecto. Lo vemos en detalle y destacamos los errores derivados.

Asociar correctamente el dominio web y la cuenta de hospedaje

Para que una web funcione es necesario que el dominio de la misma apunte mediante unas DNS e IP asociadas al hospedaje donde se encuentran los contenidos y la gestión del correo electrónico. Cuando se realiza una migración, si dominio y hosting se han contratado en la misma empresa no suele ser necesario realizar ningún cambio. Sin embargo, si la migración incluye un cambio de servidor, es muy importante ir a la gestión del dominio para cambiar las DNS y que apunten al nuevo hosting.

Consecuencias de los errores: si esto no se hace, el dominio apuntará a un servidor ya inexistente y la web directamente no se cargará en el navegador ni tampoco funcionará el correo.

Evitar la pérdida de contenido y correos electrónicos

Aunque realicemos correctamente el cambio de DNS, la parte más compleja de migrar una web reside en trasladar sus contenidos de un servidor a otro. Esto incluye:

  • Migración de archivos.
  • Migración del correo electrónico.
  • Migración de bases de datos.

En el caso de los archivos, si contamos con redireccionamientos 301, es importante que en nuevo servidor también traslademos el archivo .htaccess, además de otros ficheros de sistema.

Para la cuestión del correo electrónico, es crucial que el nuevo hosting posea herramientas para trasladar el contenido de las cuentas email.

Como consejo fundamental: recomendar que la migración se realice en tres tandas, según los contenidos mencionados y, muy importante, se haga una copia de seguridad de absolutamente todo y exportable en los formatos correctos que exige una cuenta de hospedaje.

Consecuencias de los errores: si se han cometido errores en el traslado de los contenidos de un hosting a otro, no se tiene copia de seguridad o se ha borrado el hospedaje fuente, se pueden perder correos, contenidos como imágenes, los redireccionamientos 301 (esenciales para el SEO) y, muy importante, información estructural de la base de datos. En el caso de plataformas como Worpdress, esos errores pueden provocar que el sitio no funcione.

Evitar errores de funcionamiento de la plataforma web

Esto tiene que ver con el traslado de contenidos (carpetas, ficheros, etc.) y con la base de datos. Pero no para que se vean imágenes y textos, sino para que funcione la plataforma con la que se haya creado el sitio web.

¿Cómo evitar que no haya errores en este sentido? Utilizando un sitio web de prueba. Muchos hosting cuentan con una URL temporal donde se puede ver una versión real de la web migrada. Para evitar sorpresas, es importante acceder a esa dirección temporal y revisar que todo funciona correctamente: que están todos los contenidos frontend y se ven de forma correcta; que se puede acceder al backend o zona de desarrollador y que los permalinks y demás configuraciones para gestionar el sitio web funcionan correctamente.

Consecuencias de los errores: varios como, después de realizar la migración, haya que tener que recurrir a un programador web que bucee en los archivos de sistema para encontrar errores y subsanarlos; que la web funcione pero haya errores en el código indetectables pero que afectan al SEO e indexación de la web, o que haya contenidos que hayan desaparecido.

Cuidar la experiencia del usuario

El último de los aspectos a tener en cuenta y, sin duda, el más importante es que, durante la migración de una web, no se dañe la experiencia de usuario. Imaginemos sino que se posee una tienda online y ésta deja de funcionar durante 48 horas, o los errores de código de la plataforma impiden realizar compras, o se cae el protocolo HTTPS.

Consecuencias de los errores: además de pérdida de tráfico, también se pierde imagen corporativa y, lo peor, la confianza del usuario en tu página web.

Conclusión

Como resumen: más vale que se planifique y se realice bien la migración de un sitio web, porque no hacerlo puede ser crítico para cualquier proyecto.

Deja un comentario