Tramitar un divorcio

Cómo divorciarse: aspectos principales para tramitar un divorcio

Emocionalmente es uno de los momentos más duros que dos personas pueden experimentar, pero eso no implica que no haya que abogar por el entendimiento. De hecho, según muchos abogados para divorcios (los llamados “matrimonialistas”), las separaciones legales de mutuo acuerdo son mucho más comunes que los divorcios contenciosos.

Aunque este es tu terreno jurídico con muchísima casuística, vamos a esbozar los pasos principales para tramitar un divorcio.

Acude a abogados matrimonialistas desde el primer momento

Si se quiere evitar precisamente un divorcio contencioso, con todo lo que ello implica a nivel emocional y económico, desde el momento en el que una de las partes decide que ha llegado el momento de divorciarse, lo primero que hay que hacer es conseguir asesoramiento profesional.

Es muy común comunicar a la pareja el deseo de divorciarse sin haber consultado antes a un abogado tan siquiera como se inicia un divorcio, y eso es un error porque, cuando se toma la decisión, ya se está dentro del terreno legal. También hay que saber otro tipo de condiciones para poder presentar una demanda de divorcio como:

  • Se han de haber cumplido los tres meses de casados para presentar una demanda de divorcio.
  • Lo ideal es que esa demanda la presenten ambos cónyuges. Si sólo lo hace uno, el otro la tiene que aprobar por escrito.
  • No es necesario haber estado separados para presentar la demanda.

Además, gracias a la experiencia de los abogados matrimonialistas, éstos pueden aconsejarte sobre los pasos a seguir para comunicar tu decisión para que el divorcio sea de mutuo acuerdo.

Divorcio con hijos o sin hijos

No es lo mismo tramitar el divorcio de una pareja sin hijos que con hijos. Tampoco si los hijos son menores de edad que si son adultos. De hecho, si el divorcio es de mutuo acuerdo y no hay hijos menores, el divorcio se puede realizar con la ayuda de un abogado y ante notario, sin que sea necesario la intervención de un procurador ya que no se pasa por tribunales.

En relación al divorcio con hijos, si es de mutuo acuerdo son los padres los que deciden el régimen compartido. Fiscalía sólo tiene que avalar que ese acuerdo es totalmente legal. Sin embargo, para los divorcios contenciosos, sólo fiscalía y finalmente un juez deciden cómo será la guardia y custodia, pensión alimenticia, etc.

Abogados matrimonialistas para un divorcio contencioso

Es la peor opción de todas y donde hay que echar mano de abogados para divorcios profesionales y especializados. Además, el proceso va a requerir el paso por los tribunales, por lo que también será imprescindible la figura del procurador para que te informe y oriente de todo el proceso judicial. De hecho, el procurador será tu representante ante los tribunales.

En cuanto a la demanda, la presenta quién se quiera divorciar y la otra parte responde. Como ocurre con la guardia y custodia de los hijos, es el juez quién decide las peticiones de unos y otros. Generalmente, se produce un juicio oral para presentar alegaciones para luego dictarse sentencia.