Marketing y cursos por videoconferencias

No es algo inusual. Todo lo contrario. Cada día más, y tomando nota de algunos cursos por videoconferencia que he estado analizando, la formación online está sustituyendo a la formación clásica o presencial en todos los terrenos, no solo a nivel universitario.

Este formato educativo ha permitido a la consultoría en general, y más concretamente al sector del Marketing Online, ampliar de forma significativa el número de estudiantes, no limitándose ni lingüísticamente ni geográficamente. Es cada día más común que estudiantes que han terminado una carrera determinada, completen su formación con un master impartido en otro país en formato online, con el ahorro que esto supone para el estudiante que puede titularse desde su propia casa.

Pero esta evolución ha sido lenta y ha tenido que ver, sobre todo, con aparición de una serie de herramientas ubicadas en la nube que han logrado equiparar en calidad a la formación online con la formación presencial. Estas herramientas, además, han necesitado de la mejora de las comunicaciones en Internet, la llamada Banda Ancha, para poder llevar las aulas a la red. Actualmente, todos los cursos de marketing online tienen en las vídeoconferencias una de sus mayores innovaciones.

Marketing y cursos por videoconferencia

La estructura de cualquier estudio online relacionado con la publicidad, hasta hace no mucho, contaba con los mismos segmentos de aprendizaje que la formación presencial y utilizaba el correo electrónico, los foros de discusión, bitácoras, chats, bibliotecas digitales y plataformas como Moodle para implementar el programa educativo de un curso o master tanto en SEO, como en SEM o RRSS. Todo bien hasta ahí. Pero es cierto que a la lógica de este tipo de formación le faltaba algo: la comunicación visual y en tiempo real entre alumnos y profesorado. Gracias a la mejora de las tecnologías, como decía antes, las Round Table online entre alumnos y profesores son una realidad debido a las videoconferencias. Esta herramienta se convierte así en la famosa tutoría o clase donde los alumnos pueden realizar sus preguntas y solventar dudas de forma rápida.

Todo esto ha llevado a decantar la balanza de «Ventajas vs Desventajas» de la formación online del lado de las ventajas.

La primera de ellas en la universalización en el sector educativo. Personalmente, he realizado cursos en Estados Unidos, Reino Unido o Alemania desde el mismo lugar: la oficina de mi casa. El hecho de que uno no tenga que desplazarse supone un ahorro en costes importantísimo, en ocasiones, definitorio para realizar o no un master o curso. También en el lado de las empresas, al tener el aula en la nube, lo que la empresa de formación se ahorra repercute en el precio del curso, lo que provoca que el alumno ahorre dos veces.

Además de permitir que cualquier persona con unos mínimos conocimientos informáticos y conexión de banda ancha pueda sumarse a un curso desde cualquier parte del mundo, también lo puede hacer a cualquier edad. No es necesario ser joven para formarse y esta formación se convierte, además, en constante.

Otro aspecto esencial es la posibilidad de conciliar vida privada y profesional. Sólo es una cuestión de organizarse para sacar tiempo para la familia, los amigos y el ocio y este tipo de formación profesional.

Hay muchas ventajas, pero una de las más importantes tiene que ver con el desarrollo intelectual de alumno y su actitud ante el aprendizaje. Realizando cursos online, los alumnos aprenden a gestionar mejor su tiempo, a esforzarse mucho más y adquieren una autodisciplina que va a repercutir positivamente en el ámbito profesional.

No todo lo nuevo en el terreno de la formación es mejor que lo antiguo. No obstante, en el caso de la educación online y los cursos por videoconferencias, sí que se ha dado un paso de gigante.

Jesús S. Medina

Programador Junior 1991-1993. Técnico informático desde 1993. Diseñador y programador web desde 1998. Administrador de contenidos online, SEO, redactor web y escritor.