Where there is a will, there is a way, la actitud esencia de un emprendedor

Where there is a will there is a wayHay frases, de estas lapidarias, que suenan mejor en un idioma que en otro. Ocurre con este adagio anglosajón que dice: Where there is a will, there is a way; que más o menos viene a significar “Querer es poder” en la lengua de Cervantes. Creo que en este caso, tenemos que convenir que los angloparlantes ganan en duende en cuanto a este dicho, lo cual no significa que nos superen en cuanto a la novela realista.

En cualquier caso, quería recuperar esa frase porque tiene que ver, y mucho, con la actitud del emprendedor. Querer es poder, ya utilizando la lengua castellana, significa que nada es imposible -dentro de lo posible, claro-. Que en cuanto a salir adelante, por ejemplo, en el mundo de Internet, tiene más que ver con la actitud que con los recursos. ¡Sí!, los recursos ayudar y mucho, pero lo imprescindible es la actitud. Me explico.

Caso 1: sin recursos y con buena actitud, hay mucha gente que ha utilizado servicios gratuitos como Blogger o WordPress y generado blogs que les han permitido empezar un actividad económica dentro de este o aquel nicho. John Chow es un ejemplo claro. Empezó con un blog personal gratuito y ahora es una de los blogger con más éxito en el mundo.

Caso 2: con muchos recursos y sin actitud, hay personas que han ido a al ruina. Los recursos no son infinitos.

Es decir, que en esto de Internet, la constante es la actitud, y la variable, los recursos, las recomendaciones y la suerte.

Ahora bien, mucho pueden pensar que el caso 1 sólo se da en determinadas situaciones y la mayoría de las personas que empiezan un blog con una gran actitud, no consigen nada. Esto es cierto, pero también es de pura lógica que si comienzas una actividad sin recursos de tipo económico y humano, la única posibilidad de salir adelante es a base de actitud positiva. Y de nuevo, dos casos:

Caso 1: Sin recursos y con actitud, posibilidades de salir adelante.

Caso 2: Sin recursos y sin actitud, posibilidades “0” de salir adelante.

Como conclusión, incidir en lo mismo: la actitud de querer es poder es la llave para abrir las puertas de éxito.