Mudanza: ¿Cómo hacer un plan para empacar?

Mudanza: ¿Cómo hacer un plan para empacar?

¿Tienes pensado mudarte de casa pronto? Para hacer la mudanza perfecta se necesitan seguir algunos consejos. De esta manera podrás lograr hacer el cambio de casa sin perder la cabeza y sin saber qué hacer ni por dónde empezar.

¡Sigue leyendo y toma nota del paso a paso! Te contaremos cómo hacer para organizarse para empacar en un cambio de casa. ¡Comenzamos!

¿Cómo organizarse para una mudanza?

Una mudanza es uno de los cambios más radicales en nuestra vida. No importa a dónde te vas, lo que importa es cómo lo harás, por eso, planea cuidadosamente y con calma.

Analiza tu futuro hogar

Conocer el lugar donde vas a vivir es imprescindible. Deberás saber si es más grande o más pequeño que donde vives actualmente. Y sobre todo si vas a tener acceso a la vivienda antes de la fecha de inicio de contrato o no. Todo el provecho que puedas sacar en este tema para tener margen de tiempo es lo mejor.

Si la casa es más grande no tendrás problema, pero si es más pequeña tendrás que vender o regalar algunos muebles o pertenencias. Date tiempo para esto.

Calcula tiempo y distancia

Calcular el tiempo que tienes para empacar es muy importante. Por otro lado, verifica y calcula la distancia que hay entre tu vivienda actual y la nueva. No es lo mismo cambiarse en la misma ciudad, que cambiarse a otra ciudad o incluso, a otro país.

Cuando se trata de un cambio de casa dentro de una misma ciudad, lo más común es hacerlo uno mismo. Para ello deberás alquilar una furgoneta y hacer varios viajes, según la cantidad de cosas que tengas.

Por otro lado, cuando la mudanza es a otra ciudad o a otro país, es preferible acudir a una empresa profesional que te ayude. Si es a otro país debemos tener en cuenta los trámites gubernamentales que hay que hacer para evitar cualquier tipo de problema.

Haz un presupuesto

Si el tema de tu cambio es por trabajo y la empresa te pagará tu mudanza, simplemente recuerda pedir los datos de la propuesta por escrito. Sin embargo, en caso de ser por tu cuenta, deberás disponer de algún ahorro que tengas o deberás solicitar un crédito al momento, ya que en ocasiones los gastos sobrepasan nuestra cartera. Y más cuando si el cambio es a otra comunidad u otro país. Así que haz cuentas y analiza todas las opciones según tu presupuesto.

No olvides darte de baja en todos los servicios de tu antigua vivienda y contratar servicios en el nuevo. Compra cajas, cinta de embalaje, periódicos y rotuladores. Te serán muy útiles para organizar tus pertenencias. Y toma nota, inicia empacando las cosas que no usas con frecuencia y lo que más utilizas al final. Y por último, escribe en una libreta el contenido de todas las cajas y enuméralas.

¡Mucha suerte en la mudanza y que te sea lo más leve posible!