Cómo ahorrar en campañas de Email Marketing

Cómo ahorrar en campañas de Email Marketing

Cuando el Email Marketing supone una fuente importante de ingresos o tráfico para nuestro negocio o soporte web, y si utilizamos una herramienta de pago, es necesario o recomendable optimizar todo al máximo para disminuir el coste de una campaña de email marketing. ¿Cómo? A continuación una serie de consejos y recomendaciones.

Elegir la herramienta de Email marketing

Al día de hoy, existen numerosas herramientas de email marketing. Las hay gratuitas, semi-gratuitas y de pago. La transición de lo gratuito a la herramienta de pago se basa en tres aspectos:

  • Número máximo de suscriptores.
  • Número de Emails que se pueden enviar, generalmente al mes.
  • Herramientas disponibles de creación de Newsletter, campañas y análisis.

Obviamente, la opción más económica es la gratuita, pero hay que tener en cuenta si tiene suficientes funcionalidades para producir beneficios. A veces lo barato sale caro y por ahorrar se pueden perder suscriptores y, por lo tanto, el tiempo de trabajo invertido.

Segmentación de los suscriptores

Como hemos dicho que las herramientas de Email marketing de pago tienen mayor o menor coste en función de los suscriptores a los que enviar una campaña de mailing, se recomiendan dos cosas en cuanto a la segmentación.

  • Utilizar formularios inteligentes para segmentar al máximo a los suscriptores por nacionalidad, intereses, edad, género, etc.
  • Con la estrategia anterior, se pueden entonces configurar las campañas de mailing para que lleguen solo a los suscriptores potencialmente interesados. Si se quiere vender un producto de ADSL para clientes en España, la segmentación geográfica hará que el número de correos electrónicos enviados sea menor, lo que se deriva en un menor coste.

Enviar Newsletters ligeras

El uso del disco duro en un servidor afecta al contenido localizado en el mismo y a la transferencia de datos en los envíos y recepción de correos electrónicos. Si la herramienta, para ahorrar en capacidad del servidor, pone un precio en función del disco duro utilizado, es importante reducir al mínimo el “peso” de una Newsletter. Se recomiendan estas prácticas:

  • No utilizar adjuntos en el envío.
  • Si se utilizan imágenes, no incrustarlas desde el ordenador al mensaje sino enlazarlas desde un sitio web distinto al servidor de la herramienta de email marketing.
  • Reducir el tamaño de los textos al máximo.

Reducir el spam y las devoluciones

Que un mensaje de una campaña de mailing sea considerado spam por el servidor del destinatario es lo más terrible que puede ocurrir. Primero, porque el suscriptor no recibe el mensaje. Y segundo, porque el emisor puede ser bloqueado. Para evitar precisamente esto, hay una serie de prácticas recomendables a la hora de crear una campaña de mailing:

  • Incluir siempre los datos del emisor. En el caso de una web, el remitente debe ser una dirección de correo electrónico @nombredeldominio.
  • Evitar enviar la Newsletter desde una IP compartida. En este sentido, utilizar herramientas de Email Marketing asegura que la IP esté libre de una mala reputación.
  • Es importante evitar palabras consideradas spam como “Gratis”, “Gane dinero”, etc.
  • Muy recomendable la creación de Newsletter ligeras. Muchos servidores no aceptan mensajes de más de un peso determinado.

Para evitar devoluciones o mensajes devueltos, es recomendable mantener saneada a lista de suscriptores. Es decir, asegurarse en cada envío que las direcciones de correo electrónico no válidas son eliminadas de la base de datos. Incluso, si alguna nos ha bloqueado como emisor, es mejor eliminarla.

Análisis de aperturas, clicks e interacciones

Un último consejo para ahorrar en campañas de Email Marketing es realizar un análisis exhaustivo tras cada envío. Para ello, siempre es bueno contar con una herramienta de mailing con las funcionalidades necesarias para ello, y en muchos casos, pagar por esas prestaciones deja de ser un gasto y se convierte en una inversión.

Jesús S. Medina

Programador Junior 1991-1993. Técnico informático desde 1993. Diseñador y programador web desde 1998. Administrador de contenidos online, SEO, redactor web y escritor.