El coach personal y vocación profesional

, , Comentarios desactivados en El coach personal y vocación profesional

Antes del especialista y del experto en esta o aquella profesión; antes del éxito profesional, antes del reconocimiento ajeno, hay un elemento que lo fundamenta todo: la vocación. Pasamos la mayor parte día trabajando -y pensando en el trabajo- por lo que más vale que nuestra actividad laboral o empresarial tenga que ver con algo que nos guste. Es un paso imprescindible para ayudar a nuestra realización personal. Por suerte, desde hace años, las personas tenemos cada día más claro que hay que emplearse profesionalmente en algo que nos apasione, aunque a veces no sepamos cómo conseguirlo. Ante esta necesidad, también desde hace tiempo existen los cursos de coaching que, precisamente, buscan conciliar vocación personal y profesional con un trabajo que se adecue a nuestras a nuestras características.

Por lo complicado que puede llegar a ser encontrar una ocupación profesional que nos haga felices, el coaching se ha convertido en uno de los más demandados. Los sectores o nichos en los que un coach personal puede orientar a otras personas son tantos como oficios. Ya sea un gran ejecutivo o un pequeño autónomo que quiere sacar adelante una carpintería, ambos profesionales tienen en común una serie de objetivos, dificultades y capacidades que el coach debe saber explicar e interiorizar en todo tipo de profesionales.

Descubrir las capacidades en uno mismo

¿Cuántos grandes artistas, científicos, hosteleros o tecnólogos se han perdido en el mundo por que éstos no sabían de sus propias capacidades? Como mucho, algunos han convertido su gran pasión en un mero hobby mientras han dedicado su vida profesional a algo que no les llenaba. La figura del coach personal tiene una gran utilidad en este aspecto y puede rescatar a muchos profesionales de su tedioso trabajo para reciclarlos en lo que realmente les apasiona, lo cual suele ser lo que uno hace bien.

Autoconfianza y crecimiento personal

Coaching personalEl coach personal saber que dedicarse profesionalmente a lo que uno se siente estrechamente vinculado genera autoconfianza. No hay nada mejor que trabajar en una actividad donde la atención es máxima. La inseguridad desaparece, la velocidad de aprendizaje se multiplica y el desarrollo personal es homogéneo.

La relación hacia dentro mejora la relación hacia fuera

La sensación de trabajo bien hecho, de haber disfrutado de todo el proceso provoca una sensación agradable e integral que provoca que estemos de mejor humor, y esto último que la relación con los demás sea más óptima. En la dirección opuesta, el reconocimiento ajeno fortalece esa jovialidad y ello aumenta nuestra felicidad haciendo desaparecer la frustración y otras sensaciones y pensamientos negativos.

Todo puede tener el origen en el buen asesoramiento de un coach personal

Cuando vemos en alguien o sentimos esa sensación de realización personal, el proceso ha podido tener su origen en el asesoramiento externo. No es un tema baladí, cada día tenemos más claro que todos necesitamos que desde fuera nos orienten en ciertos aspectos personales, sobre todo los relacionados con nuestra vida profesional. Por eso, cada día más, el trabajo de coach personal es uno de los más demandados en cualquier sector profesional.