Sector de las comidas a domicilio

, , Comentarios desactivados en Sector de las comidas a domicilio

Rompe teatinosLos datos son claros: el pasado año 2015, el sector de la comida a domicilio facturó más de 120 millones de euros. Cada día más, la gente opta por pedir comida para llevar y también, cada vez es más frecuente que lo haga online. Cuáles son las causas. Hacemos un breve repaso.

Causas de este aumento

La sociedades de mercado como la nuestra, especialmente en ciudades, dejan poco tiempo para realizar actividades como la cocina. Ante esto, ya desde hace años, la comida rápida o el plato preparado ha ido sustituyendo al “guiso” de toda la vida. ¿Quién tiene dos o tres diarias para cocinar?

Pero la cosa no queda ahí, porque ese tiempo para labores domésticas se ha ido reduciendo aún más, y ya no tenemos tiempo ni de hacer la compra, ir a la pizzería o al burguer a comprar. Esta situación ha provocado que las plataformas de comida rápida o take away hayan proliferado y estén presentes en todas las capitales de provincia de España.

Ventajas de los servicios takes away actuales

Los establecimientos de comida para llevar son, esencialmente, restaurantes que, además de servir comida en su local, proporcionan el servicio de entrega de comida a domicilio. La ventaja principal de este servicio es que el menú disponible es amplio y garantiza que los usuarios puedan comer algo más nutritivo que comida rápida. En este sentido, los take away actuales pueden satisfacer los gustos de cualquier cliente y sus necesidades alimenticias.

Sector de comida a domicilio

¿Qué menús ofrecen los take away?

Todos. Desde platos de picoteo como raciones de jamón y quesos hasta platos más sofisticados como carnes y pescados cocinados. Además, cada día es más común en el sector de las comidas a domicilio encontrar en los menús platos para veganos, celíacos o, incluso, infantiles, con lo que la variedad de clientes es del 100%.

¿Es la comida para llevar más cara?

No necesariamente. Pensemos que el coste de un menú en un restaurante debe incluir en el precio el coste del profesional que lo sirve, mientras que en el sector de la comida para llevar, ese plus tiene que ver con el transportista, quien realiza un trabajo más rápido y, por lo tanto, más barato para la empresa. Por esta razón, los precios de un mismo plato en restaurante y take away son más competitivos en el segundo caso.

Es cierto que la mejor alimentación es la tradicional, pero para aquellos que su trabajo no les permita cocinar o hacer la compra, estas plataformas, con la ayuda de Internet, finalmente, parecen haber encontrado el equilibrio entre emplear poco tiempo (o nada) en cocinar y alimentarse bien.