Prestamos rápidos: ¿Usura o oportunidad de liquidez?

, , Comentarios desactivados en Prestamos rápidos: ¿Usura o oportunidad de liquidez?

Como nos recomienda el blog de Alicia, dada la proliferación de compañías que ofrecen préstamos rápidos –la mayoría para pequeñas cantidades de dinero– y la intención de este blog de dar herramientas a los usuarios para que puedan acceder a las mejores condiciones al solicitar un préstamo, es más que recomendable recabar información sobre las distintas entidades financieras a través de comparadores, como ocurre en otros nichos de negocio como los hoteles, alquiler de coches y viajes.

Estos comparadores de préstamos, además, servirán para evitar lo que más temen los usuarios: que por la necesidad de conseguir liquidez de forma urgente, les timen. Hemos recopilado información sobre algunas de estas empresas financieras para hablar de las ventajas y desventajas de los préstamos rápidos.

Ventajas de los préstamos rápidos

Préstamos rápidos

La primera de ellas tiene que ver con la rapidez para conseguir liquidez. Ya no hablamos de empresas financieras que dan créditos en días, sino en horas e, incluso, hasta en minutos si se cumplen unas condiciones que, sobre todo, tienen que ver con cumplir con el máximo de condiciones requeridas.

Otra de las ventajas importantes –y que diferencia a este tipo de financiación de la clásica en bancos– es que se pueden conseguir préstamos sin apenas aval. Cada empresa tiene sus normas, pero hay algunas que solo requieren una fuente de ingresos y, además, conceden el crédito a personas en ASNEF, RAI y otros registros de morosos.

Una tercera ventaja tiene que ver con la facilidad para conseguir el crédito sin necesidad de acudir a una oficina física o, si quiera, hablar con un operador. Estas empresas financieras han desarrollado una serie de aplicaciones informáticas que permiten realizar toda la gestión desde un ordenador, tableta y hasta un smartphone.

Desventajas de los préstamos rápidos

El propio desarrollo informático que permite que millones de personas puedan gestionar cuestiones financieras desde su casa, provoca también que otras muchas no puedan hacerlo debido a la famosa «brecha tecnológica». De hecho, la mayoría de las empresas de este tipo no tiene sede física donde atender a sus clientes, solo una plataforma web y formas de contacto como correos electrónicos, chats o teléfonos.

Otra desventaja son los altos intereses de media. Aunque hay empresas como Cofidis que bajan del 7% de interés, generalmente los tipos están más a la altura de la disposición de la tarjeta de crédito: entre el 15% y el 25%.

La poca flexibilidad de pago también suele ser una característica general de estos préstamos. Mientras que en las disposiciones de liquidez desde tarjeta de crédito o el típico préstamo personal se permite cambiar las cuotas y hasta liquidar el crédito antes de tiempo, este tipo de préstamo rápido, al ser de poca cantidad y a pagar en poco tiempo, suele tener una forma de pago fija.

Los intereses por demora son la gran desventaja de estos créditos, los cuales pueden subir de forma escandalosa si no se cumplen los pagos a tiempo. Este aspecto nos permite hablar del asunto de la usura para este tipo de préstamos

Usura y oportunidad de liquidez

A nivel general, los compradores de préstamos reúnen empresas legales, es decir, no incluyen entidades que estén fuera de lo legal. No obstante, la mayoría de estas empresas, a las facilidades de concesión de un préstamo se contraponen unos intereses muy altos si no se paga a tiempo y que pueden superar el total de la cantidad solicitada, es decir: intereses de más del 100% sobre el capital prestado. Estas condiciones, no obstante, se explican en las condiciones, por lo que los usuarios saben a lo que se exponen.

A partir de lo dicho, ¿cuál es el mejor consejo antes de solicitar un préstamo rápido?: Contar con la seguridad de que se puede devolver en los plazos requeridos.